Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2006

Saber decir que no

La verdad es que no estoy seguro de si ya sabía la verdadera razón, Cristóbal, o quizá intuía el meollo del asunto pero, como siempre ando con la nariz metida entre libros, no acababa de darme cuenta. Será que a lo mejor me he acostumbrado a ver el telediario o abrir el periódico y enterarme de que un niñato de catorce o quince años le ha pegado a su profesor, a su padre, a su madre o un compañero de clase por el simple placer de grabar el recuerdo en el teléfono móvil. Pero la clave de todo esto me la dio el otro día una profesora: resulta que muchas veces la primera vez que un chaval escucha la palabra “no” en boca de un adulto no es en su casa, sino en el colegio, a un desconocido que se desgañita delante de la pizarra para meterles cosas valiosas en la mollera mientras les pide por favor que tengan apagados los teléfonos móviles.
Y, fíjate, querido amigo, yo estoy convencido de que los niños siempre han sido ―siempre hemos sido―, igual de malos y de salvajes, porque en los niños y …

Que no me toquen a Mortadelo

Yo, Cristóbal, para que te voy a mentir a estas alturas. Ya hemos compartido unas cuantas temporadas de micrófonos y sabes que cuando tengo la alcachofa delante casi siempre me salen dos vertientes, la sensible o la cínica, y hoy, antes de empezar a hablar, querido amigo, ya sé que estoy deseando meterme con unos cuantos mentecatos, aunque les pese a los políticamente correctos. Porque yo no sé quién habrá inventado eso de la corrección política, pero a mí me parece que casi siempre, lo políticamente correcto, no es más que un eufemismo para disfrazar la estupidez.
Y es que ahora la han tomado con Mortadelo, Cristóbal, con mi querido Mortadelo, al que le tengo tanto cariño como a un viejo amigo con el que he compartido muchos ratos de felicidad desde que aprendí a leer. Un amigo fiel con el que, literalmente, me ha dolido, y me duele, la boca de la risa. Y, mira, aunque te parezca que te estoy hablando en broma pocas veces me habrás escuchado tan serio. Lo que jamás se las ocurrido …

Los que siempre ganan

Cristóbal, ya sé que este es un programa que se emite para Sevilla y provincia, y que las elecciones catalanas nos quedan un poco lejos y que tal vez no sea asunto nuestro, pero lo bueno que tienen estas cosas ―las elecciones, la condición humana― es que siempre son extrapolables a cualquier ámbito de la vida o a cualquier punto geográfico. Por-que en Cataluña o en Andalucía, en Asturias o en Canarias, yo no sé cómo se las arreglan los políticos, pero es que el día después de las elecciones, los escucha uno hablar y mira, parece que todos han gana-do. Aunque no les hayan votado más que sus amigos y sus novias, pero el caso es que todos nos regalan esa sonrisa ensayada, hacen de tripas corazón y nos quieren vender la moto de que ha sido un éxito. Artur Mas ahora se ha descolgado con que el tripartito es una alianza de perdedores y Montilla, el de SOE de Cataluña, a pesar de haber perdido cinco escaños dice que es el PP de Piqué el que debería preocuparse, por no sé qué asunto porcentua…