Entradas

Mostrando entradas de junio, 2007

Cazadores

Cristóbal, yo soy de esas pocas personas que dicen que prefieren los documentales de la 2 antes que El Tomate, y que además los ven. No sé si será por algún trauma infantil o por alguna vieja ilusión frustrada, pero me siento delante de la tele y se me pasan las horas viendo a los leones y a los tigres, a los elefantes y a las cebras, a los osos polares y a los pinguinos emperador, que recorren las planicies antárticas con flema digna de nobleza británica. Y cuando una cámara se mete debajo del agua y contemplo cómo una ballena se mece sobre el fondo de mar para buscar comida, te aseguro que me emociono igual que si fuera yo mismo el que estuviera bajo el agua con unas gafas de buzo y una botella de oxígeno a la espalda, algo que, como sabes, también me gusta mucho.
 Y el otro día, entre documental y documental, medio dormido viendo las noticias, me topé de bruces con un reportaje sobre la caza en África. Ya sabes, tipos con mucho dinero y mucho tiempo libre, con sombreritos ridículos …

La última jornada

uerido Cristóbal: esto se acaba. No te creas que me he vuelto apocalíptico por culpa del calor, qué va. Me refiero a la Liga. Este domingo va a ser el desenlace y, como en las buenas historias de intriga, el campeonato no se va a resolver hasta el último momento. Y no se va a resolver, Cristóbal, ni por arriba ni por debajo. El Sevilla todavía puede ganar el campeonato si se produce alguna carambola, y el Betis puede salvarse sólo con ganar el partido. Yo creo que el Betis tiene más fácil salvarse que el Sevilla ganar la Liga, pero nunca se sabe.
 Mientras tanto, querido amigo, el espectáculo es divertido: media ciudad deseando que su equipo se salve y la otra media esperando que pinchen el Barça y el Madrid y que su equipo le gane al Villarreal. Hasta yo, que nunca he sido demasiado futbolero, conectaba la radio el pasado fin de semana mientras conducía, y este domingo pienso volver a hacerlo. Y es que a veces te sorprendes a ti mismo haciendo estas cosas, Cristóbal, mirando las págin…

Los nuevos piratas

Oye, Cristóbal, la semana pasada se estrenó la película Piratas del Caribe III, y los dueños de las salas de cine, los distribuidores y los productores deben de andar frotándose las manos y contando los doblones que les van a reportar las aventuras del ambiguo JohnnyDepp, el blandengue Orlando Bloom, y la escuálida pero bellísimaKeiraKnigthley. Pero mientras esto sucede, querido amigo, unos piratas del siglo XXI, más avispados y con menos escrúpulos, nos han birlado cerca del Estrecho un fabuloso teso-ro que llevaba siglos esperando en el fondo del mar hasta que los GPS y la tecnología pudieran ponerse al servicio de los nuevos piratas.
 Y a mí, los piratas, Cristóbal, fíjate, históricamente siempre me cayeron simpáticos. Pero bueno, eso me pasa por haber leído de muy niño La isla del tesoro. Me gustaban esos sinvergüenzas de toda la vida, los de pata de palo, pañuelo en la cabeza y parche en el ojo, esos que pilotaban barcos en cuyo palo mayor ondeaba una bandera que con sólo imaginar…