Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2007

Cobardes

Pues sí, Cristóbal, yo también he visto las imágenes del vagón del tren en Barcelona donde un malnacido golpea a una muchacha por ser ecuatoriana. El motivo, a estas alturas, la verdad es que incluso resulta irrelevante. El caso es que la golpea, le da una patada, la insulta, el valiente. Pero por desgracia, querido amigo, estamos ya tan acostumbrados a ver estas cosas que la violencia ha dejado de resultarnos ajena, y lo que más inquieta, fíjate, es lo que se veía en una esquinita de la imagen, un tipo serio, sentado muy recto en su asiento, mirando para otro lado mientras el energúmeno le daba de tortas a la muchacha. Este chaval, Cristóbal, estaba a lo suyo, como si no pasara nada y, ya te digo, es su miedo lo que más me inquieta. Uno no sabe hasta qué punto el instinto de supervivencia puede empujarnos a la cobardía, pero lo cierto es que me preocupa pensar que en un momento dado podamos llegar a ser tan cobardes: yo, tú, cual-quiera de los oyentes.
 o de que el otro, el agresor, a…

Apocalipsis

Bueno, Cristóbal, pues no, parece que no ha llegado el apocalipsis, ni por lo de las banderas la semana pasada, ni porque hayan quemado fotos del Rey o de CarodRovira. Fíjate, ni siquiera se ha parado el mundo porque a BorisIzaguirre le tocara el otro día la pedrea en el Premio Planeta. Cosas más raras se han visto, aunque tampoco muchas, la verdad. Lo que quiero decirte, querido amigo, es que al final, aunque algunos periodistas se empeñen en querer convencernos de lo contrario, las cosas no están tan mal. Que porque a unos energúmenos descerebrados ―que lo son, y ya lo he dije hace un par de separatas, creo― les haya dado por poner un mechero debajo de las fotos del rey España no corre peligro de desintegrase; y porque otros pocos idiotas ―la imbecilidad no en-tiende de idelogías― hayan hecho lo mismo con las fotos de CarodRovira no vamos a pensar que todos los españoles somos anticatalanes. Vamos a poner las cosas en su sitio, hombre, porque el problema Cristóbal, es que hay muchos…

Correos

Querido Cristóbal: el otro día vi un reportaje en un telediario que me llamó mucho la atención. Una cámara de televisión seguía durante varios días el recorrido de una carta, desde el mismo momento en que una mujer la escribía, sentada a la mesa de su salón, el camino hasta el buzón, el cartero que la recogía, cómo se almacenaba en Correos, cómo se entregaba a su destinatario ―el hermano de esta señora―, que abría el sobre con ilusión y la leía. Y, lo curioso, Cristóbal, y lo triste también, es que mandar una carta sea noticia. Parece, Cristóbal, que ya casi lo único que se manda por correo son extractos bancarios, publicidad, citaciones judiciales o malas noticias. Nos hemos acostumbrado al correo electrónico, que es más rápido, más cómodo. Basta con apretar un botón para enviarte desde mi despacho las separatas que sabes que me gusta que tengas antes que los oyentes, y eso, aunque está muy bien, nos ha vuelto más perezosos, querido amigo. Tengo claro que se trata de una batalla perd…

Las fotos del Rey

Cristóbal, si te digo la verdad, yo no sé adónde nos va a llevar esto, lo de esta moda de quemar fotos del rey para reivindicar no sé que ofensa que han hecho los Borbones a Cataluña desde hace unos cuantos siglos. No te digo a corto plazo, que supongo que aparte de por unos energúmenos incultos, no hay que preocuparse por mucho más, pero a largo plazo, Cristóbal, la verdad es que no sé qué decirte. Algunos políticos y algunos periodistas tienen mucha mala leche y muy poca memoria, tanto que hasta el rey ha tenido que recordarlo el otro día y decir, oye, parece que no os acordáis, des-agradecidos. A mí, Cristóbal, el fervor monárquico nunca me ha salido por las orejas, pero las cosas como son: estoy seguro de que sin el rey las cosas no hubieran sido las mismas en España en los últimos treinta años. No hay más que mirar atrás. Pero, ya te digo, hay gente que parece tener muy poca memoria o que espera atrapar algún pez en este río revuelto de las elecciones que se avecinan.
 Y es que a…