El factor Einstein en el Diario de Marbella

Diario de Marbella, 15 de enero de 2008


Pérez Domínguez recrea en 'El factor Einstein' la carrera por la construcción de la bomba atómica entre Alemania y EEUU
15-01-2008 19:29:16

El escritor sevillano Andrés Pérez Domínguez recrea en su nueva novela 'El factor Einstein' (MR Ediciones) la carrera por la construcción de la bomba atómica entre Alemania y Estados Unidos enmarcada en el contexto de la Segunda Guerra Mundial.

En rueda de prensa, el escritor explicó que, en un principio, la novela iba a tener como epicentro el episodio histórico relativo a la oferta que el Gobierno de la II República española hizo a Einstein ofreciéndole una cátedra extraordinaria en la Universidad Central de Madrid. De hecho, según el escritor, el abril de 1933, el Gobierno español hizo pública la noticia de que el científico había aceptado el ofrecimiento, aunque finalmente se instaló en el Instituto de Estudio Avanzado de Princeton, en Estados Unidos.

Sin embargo, Pérez Domínguez optó finalmente por vertebrar la obra en "el que tuvo que ser el momento más difícil en la vida de Einstein", el instante en el que rubricó la carta escrita por el también científico Leo Szilárd dirigida al presidente Roosevelt en la que se le animaba a impulsar la creación de la bomba atómica.

A partir de este motivo, el autor de 'La clave Pinner' relata toda la evolución del proyecto nuclear, encarnado principalmente en la figura del científico judío-húngaro Leo Szilárd, exiliado en Estados Unidos y amigo de Einstein, principal adalid del Proyecto Manhattan, un plan de investigación científico cuyo objetivo final era el desarrollo de la bomba atómica.

En este sustrato histórico se inserta la trama ficticia de la novela, en la que una espía alemana, la brillante física Frida Klein, es enviada a Estados Unidos por los servicios secretos del aparato militar nazi para infiltrarse en la comunidad de científicos judíos exiliados e interferir en los avances nucleares del gobierno americano, así como delatar a los "traidores" de la patria.

Según explicó Pérez Domínguez, es esta faceta de la obra lo que "más le satisface" pues son la relaciones entre los personajes, las emociones y las pasiones humanas lo que "más me interesa a la hora de escribir".

Además, Frida Klein "posee una caracterización muy fuerte, se come a los demás personajes. Es un personaje más grande que la vida, como dicen los escritores americanos", sentenció.


La faceta "más humana" de Einstein

En esta línea, señaló que en la novela hay una aproximación a la faceta más humana del padre de la Teoría de la Relatividad, "una figura muy peculiar desde el punto de vista personal , un individuo que odiaba los calcetines, usaba una cuerda en vez de cinturón, odiaba nadar y despertaba una enorme fascinación en las mujeres, entre otras cuestiones".

Einstein fue un "pacifista convencido", continuó Pérez Domínguez, "tanto así que a los 15 años se fue de Alemania par no hacer el servicio militar". Por otro lado, fue un hombre "muy interesado en la política que simpatizó con el partido comunista", incluso "contactó con un grupo de militantes anarquistas en Barcelona", apuntó.

La confección de la novela resultó "todo un reto" para el autor, según confesó, ya con el objetivo de "localizar exteriores" viajó a Cracovia, Polonia, Berlín o Nueva York, donde visitó la casa que alquiló Einstein el verano de 1939 y donde firmó la carta dirigida a Roosevelt. Allí, conoció al hijo de un amigo del científico, Bob Rothman. A ambos les ha dado un pequeño papel en la historia.

Para el autor, la proliferación de libros que abordan la temática de la Segunda Guerra Mundial se debe a que en este conflicto "se fundó el mundo tal y como lo conocemos hoy", por un lado, y a que, por otro, "fue la última gran guerra en la que "se sabía con certeza quienes eran los buenos y quienes lo malos".

Por su parte, el escritor Juan José Téllez indicó que en 'El factor Einstein', Pérez Domínguez pasea por "los mal llamados" subgéneros del espionaje, la novela histórica, la de aventuras, la policial o la novela negra.

Así, puntualizó que el escritor profundiza en el género del espionaje desde una nueva perspectiva para mantener el interés del lector, aunando la "épica clásica con la cinematografía más reciente".

"La ingeniosa trama, llena de señuelos al hacer de John Le Carré o Graham Greene se convierte en una excusa para reflexionar acerca de la paz, la guerra y la neutralidad o no de la ciencia", apuntó Téllez.

Asimismo, afirmó que, como en 'La clave Pinner', el autor vuelve a ser "extremadamente riguroso en sus ficciones", brindando el "trepidante" testimonio de una época en el que combina con "maestría" los retratos individuales de los personales con el colectivo de la generación.

Por último, la directora editorial de MR Ediciones, Carmen Fernández de Blas, apostilló que el escritor sevillano, "sin olvidar la calidad literaria y el lenguaje", interesa "no sólo al lector educado en el paladar de la literatura, sino también al gran público", por lo que la editorial ha realizado "una apuesta importante" con esta novela, dotándola de una tirada de 15.000 ejemplares.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

El payaso Trump