El cuento de Navidad de Lionel Neykov

Cristóbal, tecleo esta separata al mismo tiempo que escucho una canción en mi ordenador. Durante los últimos días la he escuchado muchas veces, no sólo buscándola en Internet, sino también en la tele, en el anuncio de la Lotería de Navidad, que, aunque a mí no me ha tocado nada, me alegro mucho, no te puedes imaginar cuánto, que le haya tocado a este chaval de Nueva York que ha escrito esta canción que escucho ahora, Freeze my senses, que el tío grabó con su guitarra frente a una web cam, la ha colgado en You Tube, y a los pocos días lo han llamado de una agencia de publicidad española para usarla en la campaña de la Lotería de Navidad.
Esto de la suerte de Lionel Neykov es como uno de esos cuentos de Navidad que acaban haciéndose realidad, querido amigo. Como el náufrago que lanza una botella al mar con un mensaje dentro sin poder soñar siquiera que la marea le va a traer de vuelta una respuesta que le va a cambiar la vida. El otro día vi en el telediario a Lionel Neykov, Cristóbal, tan sorprendido de su éxito inesperado y tan agradecido el chaval que enseguida entraban ganas de verlo triunfar, que le fueran las cosas bien, que pueda cumplir ese sueño que a todos nos gustaría: poder dedicar todas las horas del día a hacer lo que más deseamos después de que el éxito de esta canción le vaya a permitir grabar su primer disco. Me picó la curiosidad y busqué ese vídeo que había colgado el cantante en You Tube. Freeze my senses se llama la canción, que viene a decir algo así como Congela mis sentidos. Me alegra ver que tiene ya más de 700.000 visitas. No soy un entendido en estas cosas, querido amigo, pero me ha gustado mucho la canción, y me alegro mucho por Lionel Neykov porque, ya te digo, es de esos tipos que, en cuanto los ves enseguida quieres que las cosas le vayan bien. Y con eso me basta para dedicarle esta separata. No te la pierdas. Freeze my senses.

© Andrés Pérez Domínguez, diciembre de 2008

Comentarios

  1. No sé si has visto, Andrés, un vídeo que ha salido en estos días y que es una verdadera maravilla: un collage formado por músicos callejeros de varias partes del mundo cantando el tema "Stand by me". Si no lo has visto, intenta buscarlo, que merece la pena.
    No sé, a lo mejor alguno de los que salen ahí termina corriendo la misma suerte que el chico del cual hablas en "La separata". Al igual que él, también lo merecen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Lo miraré, Juanma. Me alegro mucho siempre cuando la gente con talento triunfa. Y, si además es humilde, pues me alegro todavía mucho más.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

El payaso Trump