La fecundidad de Pérez Domínguez

José Luis Montoya escribía sobre mí ayer, en su muy leída sección "El patio", de ABC. Desde aquí le mando un abrazo y le doy la gracias. Sobre todo, porque me ha quitado diez años... Pero sigo siendo joven, que conste...




"Los perros" de Pérez Domínguez.

Y cambio de argumento aunque sigo con libros, porque dedico una parrafadita al joven -30 años de edad lo contemplan- y prolífico escritor sevillano Andrés Pérez Domínguez, ganador del Premio Ateneo de Novela de 2009, de quien, para que vean su fecundidad creativa, les puedo decir que dentro de muy poco va a estar en las librerías otra novela suya, El violinista de Mauthausen, y que como en enero de 2008 se iba a publicar El factor Einstein, habida cuenta que según propia confesión le corroe estar sin hacer nada, entre octubre y diciembre de 2007 escribió Los perros siempre ladran al anochecer, aunque no sabiendo qué hacer con la obra, la envió al Premio de Novela Corta "La Espiga Dorada", convocado por primera vez por la Fundación Caja Rural del Sur; y miren por donde, con ela se ha alzado con el santo y la limosna, es decir, que ha sido la ganadora del certamen, aunque cuando se edite, y como el autor comenta, cualquiera sabe el título que la editorial le pondra.

Comentarios

  1. Un par de artículos más y te regalo un chupete...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues mira: es un regalo que nunca me han hecho...
    Abrazos,

    ResponderEliminar
  3. Aprovecha y disfruta tus éxitos.Ojalá que siga la racha de bondades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, M. Deveriá. Son rachas, sólo eso.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Vaya te han quitado diez años, hay que hacerle un regalo al benevolente periodista... veo que tienes mucho sentido del humor, pero sonbre todo tienes razon sigues siendo joven. Y si el libro se edita que más da el titulo que le ponga la editorial?

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que es importante saber reírse de uno mismo. No hay que reírse de todo, desde luego, pero un poquito de humor siempre viene bien.
    Los títulos a veces se cambian cuando se publican los libros. Una novela publicada es un esfuerzo colectivo, no sólo mérito del autor, así que ciertas cosas, en un momento dado, pueden negociarse

    ResponderEliminar
  7. Andrés he hecho un comentario sobre tu libro en mí blog, ya queda menos para que llegue el 11 de marzo en Punta Umbría.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

El payaso Trump