Entradas

Mostrando entradas de enero, 2010

Un triángulo de cuatro lados

Imagen
Hay una frase recurrente que suelo repetir en las entrevistas en las que hablamos de El violinista de Mauthausen. Tarde o temprano alguien me pregunta sobre el triángulo amoroso que sustenta la novela, y yo, me quedo un momento pensativo, sonrío, y respondo que, como me dijo una vez un periodista, El violinista de Mauthausen es un triángulo amoroso de cuatro lados, una nueva figura geométrica. Este periodista del que hablo en las entrevistas, y cuyo nombre casi siempre menciono si me dejan tiempo, es Paco Robles. Ayer reseñaba El violinista en las páginas de ABC, y él mismo dejaba constancia de la extraña geometría que forma el cuarteto protagonista.
Un abrazo, Paco.

Un triángulo amoroso en medio del horror

POR FRANCISCO ROBLES Sábado , 30-01-10
ABC de Sevilla
En «El violinista de Mauthausen» hay personajes y diálogos que parecen salidos del café donde Humphrey Bogart se encontró con Ingrid Bergman, hay un eco de violín que nos lleva inevitablemente a la banda sonora que compuso John …

El violinista en TVE

El miércoles pasado estuve en los estudios de TVE, en directo, en esta entrevista en el Canal 24 h.
Espero que os guste. Aquí la tenéis:


El violinista de Mauthausen
Cargado por artemiocorona. - Videos de arte y animación.

Con Gregorio León en Onda Regional de Murcia

Imagen
Os dejo esta magnífica entrevista que me hizo Gregorio León en Murcia en diciembre pasado.

Me había entrevistado otras veces Gregorio, pero siempre por teléfono. La primera vez fue cuando publiqué El factor Einstein, hace un par de años, y luego ha ido cumpliendo con cada uno de mis libros. Tiene la buena costumbre de disfrutar con ellos.Aquí estamos los dos, después de grabar esta entrevista, posando en el estudio. Gregorio es uno de los tipos a los que tengo un gran aprecio en este mundillo. Es cercano, sencillo, y tan humilde, que, cuando hablas con él, parece que le cuesta reconocer lo buen escritor que es. Pero sobre todo es un tipo con un corazón que no le cabe en el pecho. Ahí están sus libros: El pensamiento de los ahorcados o Murciélagos en un burdel, y más que vendrán en el futuro, conque no me extraña que en la próxima entrevista sea yo el que le haga las preguntas.
A veces pienso por qué me llevo tan bien con él. Tal vez porque los dos somos de pueblo, o porque, igual que …

Una hermosa y apasionada historia de amor

Imagen
Por aquí dejo esta reseña que apareció en la web LETRAS. La firma Francisco Vélez Nieto, a quien aprovecho para saludar y dar las gracias desde aquí.
Y, por cierto, antes de que nadie empiece a pensar mal. No conozco de nada a Francisco Vélez Nieto, nunca nos han presentado ni, que yo sepa, tenemos intereses comunes. Y lo mismo me sucede con la mayoría de los críticos que hablan de mis libros. Esto viene a cuento por varios comentarios que cierta gente malitencionada ha dejado en la entrada de un blog donde han reseñado El violinista de Mauthausen. Vale que me tiren piedras a mí, y si alguien piensa que el libro no merecía siquiera haber sido publicado, pues estupendo, cada uno tiene su opinión, y si a un crítico no le gusta mi trabajo no tengo nada que objetar. Pero los malos modales siempre me han incomodado (en la calle, al volante, en la barra de un bar o por escrito) y que se roce el insulto con la gente que lee mis libros no lo puedo tolerar, y tampoco que se lance una sombra de…

Música en la niebla

Imagen
Este es el reportaje que salió en el número de diciembre de la revista Qué Leer sobre El violinista de Mauthausen. Lo firma el gran Paco Luis del Pino, con quien tan buenos ratos compartí en aquel viaje a Austria en noviembre pasado.

MÚSICA EN LA NIEBLA
Con Pérez Domínguezen Mauthausen

Hemos viajado con Andrés Pérez Domínguez, autor de “El violinista de Mauthausen” (Algaida), Premio de Novela Ateneo de Sevilla 2009, hasta el más siniestro campo de concentración nazi en Austria. Los tres escenarios de la novela, el París ocupado, el campo de Mauthausen y el Berlín del final de la segunda guerra mundial, enmarcan una historia de amor con el espionaje como espina dorsal.

Texto y Fotos: Francisco Luis del Pino Olmedo

La espesa niebla que casi oculta el campo de concentración de Mauthausen y la fría temperatura de la mañana parecen una reproducción por encargo de un día cualquiera en el siniestro y monumental lugar a principio de los años 1940. En cualquier momento, uno espera ver aparecer en l…

El Cultural de El Mundo

Imagen
El pasado 31 de diciembre salió este anuncio, a toda página, en El Cultural de El Mundo. Sé que lo que voy a decir puede parecer una paradoja, pero lo cierto es que no me entusiasma la autopromoción. Ya lo he dicho por aquí: a mí lo que me gustaría es ser invisible, que si de algo hay que hablar, que sea de mis libros y no de mí. Cada vez que subo un post como este no puedo evitar la sensación de estar quedando como un petulante o como un imbécil, y alguna cosa más que no me apetece escribir aquí, pero también pienso que sería peor no dejar constancia en mi bitácora de tantas cosas buenas que me están pasando estos días.Y las noticias sobre El violinista de Mauthausen se me acumulan, y, aunque hay una editorial detrás que me trata muy bien, es al autor a quien más le duelen sus libros, conque no me queda otra que poner estas cosas por aquí. Después de todo, es mi blog, y uno no siempre tiene la suerte de que tantos lectores hayan querido conocer tu obra. Ya vendrán días nublados, así …

Paisaje después de una batalla

Imagen
Me gustan las Navidades, pero se me acaban haciendo un poco largas. Siempre me sucede lo mismo. Desde que los Niños de San Ildenfonso cantan la Lotería mantengo un estado de ilusión que se va apagando hasta llegar al seis de enero, cuando no me queda otra que bajar los brazos y rendirme porque ya no puedo más. Me pasa lo mismo que con los mantecados o los bombones de licor: empiezo a saborearlos con el mismo placer de cada año, pero cuando comienza enero me doy cuenta de que ya me cuesta tragarlos, que los mantecados se me convierten en una pasta incómoda en la boca, y que el licor de los bombones ―los mismos bombones que he tomado cada Navidad― de pronto son demasiado empalagosos, o es que soy yo el que ya no admite más dulces.
Una vez que uno ha perdido la ilusión en los Reyes Magos ―y que tampoco se ha presentado al premio Nadal―, la tarde del seis de enero, en lugar de ser el prólogo de la vuelta a la normalidad, se le antoja el paisaje que sucede a una batalla, con los soldados qu…

Microrrelato

Imagen
El violinista de Mauthausen me está dando muchas alegrías estas semanas. Muchas más de las que había imaginado. Recibo montones de mensajes de lectores amables que me cuentan sus impresiones. La mayoría pertenecen al ámbito privado, así que no voy a ser yo quien los cuelgue en esta bitácora. Sin embargo, el escritor y crítico Antonio Parra Sanz me mandó un texto muy hermoso hace poco: me contaba que estaba disfrutando tanto con mi violinista que no había podido resistirse a escribr un microrrelato, que, además, me ha dedicado. Os lo dejo por aquí, después de haberle pedido permiso.
Éxito rotundo

Para Andrés Pérez Domínguez Marcus Müller atacó los últimos compases del adagio de Bach con todo el corazón, mientras el público desfilaba ante él con las manos agarrotadas y la mirada perdida en el violín, sintiendo cómo el calor se iba apoderando de sus almas. Marcus cerró los ojos para finalizar y no dejarse envanecer por los aplausos que ya imaginaba en sus oídos. Cuando los abrió, estaba sol…