¿Hay algún editor por ahí?

Una de las preguntas más frecuentes que me hacen los lectores en estos días de firmas por las ferias del libro es: ¿dónde puedo encontrar otras novelas tuyas? Lo primero que te he leído ha sido El violinista de Mauthausen, pero ahora me apetece un montón leer otras cosas que hayas escrito. Los lectores se refieren sobre todo a dos novelas: La clave Pinner y El factor Einstein. Tres párrafos más abajo explicaré qué sucede con estas novelas. Pero permitidme que antes os cuente algunas cosas.

A mí también me pasa. Me pasan las dos cosas, quiero decir: cuando me gusta un escritor quiero leer otros libros suyos, y también me gustaría saber cómo mis lectores podrían encontrar otras novelas mías. Me explicaré. De mis novelas anteriores, la única que se puede encontrar en casi cualquier sitio, y sin ningún problema, es El síndrome de Mowgli, que ganó el premio Luis Berenguer en 2007 y que Algaida publicó en septiembre de 2008. El año pasado publiqué una colección de relatos de la que me siento muy orgulloso, El centro de la Tierra, que fue finalista del premio Setenil al mejor libro de cuentos editado en España. Lo editó la joven editorial sevillana Paréntesis, pero, aparte de en algunas librerías de Sevilla, lamento decir que no lo he visto en ningún sitio. Dejo aquí la web de la editorial, por si algún lector tiene interés en leer mis cuentos:

Otros libros míos, como las novelas cortas Duarte, Los mejores años, el relato Ojos Tristes o la colección de cuentos Estado provisional, fueron publicados por las instituciones que convocaban los premios que estos textos tuvieron la suerte de ganar en su día, y supongo que en el futuro acabarán encontrando su sitio en alguna editorial. No hay prisa.

Pero el caso más extraño (o no tan extraño para quien conozca este negocio) es el de las novelas La clave Pinner y El factor Einstein. La clave Pinner la publicó Roca en septiembre del 2004, y El factor Einstein fue publicado por Martínez Roca en enero de 2008. Las dos novelas tuvieron muchos lectores y muy buenas críticas y, honestamente, no estoy seguro de que El violinista de Mauthausen, que está teniendo tantos lectores y una vida tan larga en las mesas de novedades de las librerías, sea superior a ninguna de las dos. Ojo, tampoco inferior. Los escritores con nuestras novelas supongo que somos como los padres con los hijos: a todos los queremos por igual... La cuestión es que, por una serie de razones que prefiero no contar públicamente, hace poco he recuperado los derechos de La clave Pinner y de El factor Einstein. Y, como casi todo en la vida, esto tiene su parte buena y su parte mala. La buena, que ahora puedo firmar un contrato de edición con otra editorial. La mala, que, de momento, estos dos libros están sin editor. Me da un poco de pena, porque sé que ahora hay muchos lectores de El violinista de Mauthausen que querrían leer estos libros, pero así están las cosas.

¿Hay algún editor por ahí?


© Andrés Pérez Domínguez, junio de 2010

Comentarios

  1. Doy fe de lo que comentas. En la Feria del Libro de Sevilla, pude ver “El síndrome de Mowgli” y “El centro de la Tierra” –aparte de “El violinista de Mauthausen”-, pero ni rastro de los demás.
    Seguro que encuentras algún editor.
    Un abrazo y enhorabuena por seguir cosechando éxitos.
    P.D. ¿Te llegó la foto que te hice en la Feria del Libro?

    ResponderEliminar
  2. Qué gracia, Andrés, yo también publiqué hace tiempo una entrada con este mismo título. Yo leí "El factor Einstein" y coincido contigo en que el nivel es el mismo que el de "el violinista".Lo que pasa es que este mundillo es muy extraño, ya lo hablamos el lunes en la Feria del Libro de Madrid. Pero lo bueno de ti, es que como con el violinista estás teniendo tanto éxito, te costará mucho menos trabajo encontrar un editor, ya verás, ten paciencia.

    P.D.: Por cierto, he tenido hoy esa reunión que te comenté. La editorial es pequeña, no sé qué trascendencia tendrá mi novela, pero les ha gustado mucho y la quieren publicar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. yo tuvela suerte de leer El factor Einstein, me dejo encantada, incluso casi me muero cuando vi que me la habia dejado en un viaje a la capital, hicimos el viaje de vuelta y yo acongojada porque sabia que tenia muy pocas posibilidades de volverla a econtrar en librerias, la he buscado esta y la clave Pinner, la que ya he leido para regalar, la otra para leerla y no ha habido suerte, espero pronto encuentres editor y en cuanto lea el violinista la comentare

    ResponderEliminar
  4. La clave Pinner la encontré en edición bolsillo en Happy Books de Barcelona, donde saldaban a precio casi simbólico los libros del desaparecido sello Puzzle. Creo que estas ediciones aún están en algunos sitios y si se busca se puede encontrar. Sin ir más lejos, en la tienda de discos y libros de la estación de Sants de Barcelona tienen toda una ristra de libros de Puzzle. Ignoro si entre ellos estará La Clave Pinner, pero es probable.
    La vida de los libros es muy curiosa. Hay cientos de libros que meceren una segunda vida y sin embargo duermen el injusto sueño de los anaqueles, esperando que el lector exigente los descubra. La mayoría duran muy poco en las librerías, con lo que cuestan de escribir y publicar, así que hay que buscarles otras vías. A mí La clave Pinner me pareció una novela de género muy bien escrita y con esa frescura especial que da el ser un escritor aún no conocido.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Andrés: ¿y esa novela tuya, también premiada, creo que en Sudamérica, cuyo título no recuerdo -era algo que tenía que ver con perros, disculpa que no lo ponga en pie-? ¿esa novela está pendiente de publicación o ya publicada?

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Andrés, no se si te acordarás de mi, soy Sixto Blanco. Se que han pasado muchos años, pero te he ido siguiendo la pista, por eso el otro día cuando escribiste esta entrada, me acordé de otro ex compañero de juventud, que es editor. He quedado hoy con él, si me pudieras hacer llegar algún medio para contactar contigo, podrías intentarlo al menos. Estoy en la página del facebook, por si prefieres mandarme un mensaje privado. Un saludo y abrazos, artista.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que El síndrome de Mowgli es la mejor de sus novelas, o al menos la que más me gusta a mí, y me parece fantástico que sea de fácil acceso para cualquiera que quiera leer una muy buena novela.

    Recuerdo que también me lo pasé bien leyendo La clave Pinner, que encontré en una biblioteca después de leer Mowgli, que después leí El factor Einstein con avidez, y que no pude leer otro de sus libros inencontrables hasta que no vine a vivir a Sanlúcar la Mayor y me hice socio de la biblioteca municipal.

    Es una verdadera pena que esas obras viejas que a mí sí me parecen mejores que El violinista de Mauthausen no parezcan ser fáciles de encontrar.

    ResponderEliminar
  8. Qué raro es el negocio editorial. En mi opinión, El factor Einstein es una novela que merecería llevar años el número uno en la lista de los libros más vendidos. Dicho esto: ¿cómo es posible que no tenga editor?
    El violinista de Mauthausen también me ha gustado mucho. No sabría si quedarme con esta o con El factor Einstein, porque son dos obras maestras. No me extraña su éxito. Lo raro es lo otro, que El factor Einstein y La clave Pinner (otra novela deliciosa) no tengan editor.
    Sin embargo, discrepo con JMR. No estoy seguro de que El síndrome de Mowgli sea la mejor de tus novelas. Igual que tú dices de El violinista de Mauthausen, no digo que peor. Sinceramente, de las cuatro tuyas que he leído, no sabría con cual quedarme.
    Tú sigue trabajando y no desesperes,porque te espera un futuro envidiable.
    Enhorabuena por esas traducciones de El violinista, y por las nonimaciones al premio de la Semana Negra de Gijón y al Sanluqueño del año. Veo que triunfas hasta en tu tierra, lo más difícil...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. cuando este de vacaciones intentare encontrar tu novelas saludos

    ResponderEliminar
  10. "Los perros siempre ladran al anochecer"...acabo de caer en la cuenta de que está el título en el margen de tu blog. ¿Sabemos algo de la publicación de esa novela?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Podría contar lo mismo, duplicando lo que tu has dicho. Mi novela anterior: La búsqueda, editada por Roca, tuvo buena acogida pero desapareció de los anaqueles. El legado, la Hija de Hitler, sin embargo, está recorriendo Sudamérica. Creo que es cuestión de quién distribuye. Las editoriales pueden ser muy buenas, pero sin una eficiente distribución -y la mejor distribuidora ya sabemos cuál es-, muchas novelas pasarán sin pena ni gloria.
    Con el arrastre del Violinista, es más que seguro que podrás publicar otras ediciones de tus novelas anteriores, Andrés.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  12. Tejedora, sí, recibí tu foto. Está en Facebook, creo recordar. Muchas gracias.

    Qué bueno, Paco, lo de la coincidencia del título. Enhorabuena por esa publicación, y mucha suerte.

    Hola, Carmina. El factor Einstein es una novela que gustó a muchos lectores. Pienso que la editorial Martínez Roca debería haber aprovechado el éxito de El violinista para sacarla en bolsillo o relanzarla. Pero no ha sido así. Estas cosas son complicadas cuando cambias de editorial. Pero, como digo, al menos los derechos vuelven a ser míos. Mucha gente ha leído la anécdota que te pasó con El factor Einstein y me la comenta.

    Diego, ahora hace nueve años que terminé La clave Pinner, y tengo unos recuerdos inolvidables de aquella época. Me costó mucho publicarla, pero al final acabó encontrando su sitio y sus lectores.

    Hola, Juanma: el título es Los perros siempre ladran al anochecer. En otoño pasado ganó la primera edición del premio "La Espiga Dorada" de novela corta. Iba a ser publicada por la Caja Rural del Sur, pero los puse en contacto con Algaida, a ver si se ponían de acuerdo. Aún no sé nada, salvo que la novela debería salir al mercado este otoño.

    JMR, cada lector tiene sus preferencias. Es una de las cosas de las que enseguida se da uno cuenta cuando publica más de un libro. Cada uno es el favorito de ciertos lectores. Yo les tengo a todo el mismo cariño, y ninguno está para mí por encima de otro.

    Carlos, te digo lo mismo que JMR. Lo de los premios. Pues ya veremos. Siempre son como una lotería.

    Muchas gracias, Rosa. Y mucha suerte.

    Mucha suerte, Blanca. Este negocio es cuestión de no rendirse. Lo demás, llegará o no llegará, pero siempre hay que pelear por lo que uno cree.

    Abrazos a todos,

    ResponderEliminar
  13. No he leído otros libros suyos ni sé si este es el canal adecuado para comentar esto.
    Soy un alumno de Isabel Artés, del IES San Blas de Aracena, al que vino a dar la charla el trimestre pasado. Me gusto sobre de lo que hablaste y la "presentación" del Violinista, pero no compré el libro, más tarde descubrí que mi primo tenía "La clave Pinner" y decidí leer un poco para ver como escribe y que temas toca, tras leer las primeras páginas me enganché al libro, en dos mañanas estaba leido, yo no suelo leer ni me enganchan libros, lo veo como una obligación y solo suelo leer los libros obligatorios que mandan en clases, es uno de los únicos libros que me han encantado, tampoco es que haya leído muchos en mi vida, pero este me ha llamado la atención especialmente. Gracias y mis más sinceras enhorabuenas!

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias por tus palabras, Rubén. Lo pasé muy bien con vosotros en Aracena. Es un honor que me leas. Un abrazo,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

Un viejo cascarrabias