Premio Espartaco

Entre una cosa y otra, se pasan los días y no lo había anunciado en el blog. A mediados de julio viajaré a Gijón porque El violinista de Mauthausen es una de las cuatro novelas finalistas del premio Espartaco de Novela Histórica, que se concede cada año en La Semana Negra. Todo lo que voy a decir a continuación sobre los premios, podrán parecer tópicos o falsedades, pero es lo que pienso: que lo puede ganar cualquiera de los finalistas porque seguro que todos tienen méritos para ello, que son como una lotería o que lo importante es que te consideren como uno de los candidatos. Ya está. Los otros tres finalistas son: Alejandro Hernández (Oro ciego), Fermín Goñi (Los sueños de un libertador) y León Arsenal (La luz de Egipto). Pues eso, que, ya que estamos con la época de Julio César, Alea jacta est. O, como dirían mis admirados lobos de Kipling: buena caza a todos.

Comentarios

  1. El caso, Andrés, es que yo ya lo había visto en el blog de la Semana Negra. Y, puede sonar presuntuoso por mi parte, pero estoy seguro de que vas a ganar, porque el violinista es una de las novelas que he leído últimamente que mejor gusto me han dejado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. hola ANDRES,felicidades como tu bien dices cualquiera puede ser el ganador,pero esperemos que seas tu el que se lleve el premio a casa.puedes decirme que dia y el lugar exacto me gustaria poder verlo de todas las maneras suerte saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Esperemo a ver cómo se porta El violinista!

    en todo caso, ser nominado ya es todo un logro.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  4. Hola, Paco. En realidad, llegar a la final es un premio. Sé que suena a frase tópica o recurso fácil, pero es la verdad. Yo creo que puede ganar cualquiera. Y hay que tener en cuenta una cosa: que se trata de un premio de novela histórica, y puede que alguna de las otras novelas se ciña de una manera más estricta a los cánones del género que la mía. Por supuesto que hablo sin haber leído ninguna de las otras tres.

    Gracias, Pakiba.

    Hola Rosa Mari. Creo que el premio se falla el 16 de julio, duarante la Semana Negra de Gijón. Sale en los medios.

    Hola, Blanca. Pues sí, estar finalista ya es un premio.

    Abrazos a todos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

El payaso Trump