Llegir en Cas D`incendi

A primeros de abril estuve en Barcelona presentando El violinista de Mauthausen. Una de las entrevistas fue en Radio Cornellá, en el programa Llegir en Cas D`incendi. Ya escribí una entrada entonces en el blog en la que hablé de Patricia, Manel y Xavi:
"Pero, sin duda, uno de los mejores momentos del día fuel rato que pasé en la radio, en Cornellá, en el programa Llegir En Cas D'incendi. Manel y Patricia tuvieron la amabilidad de ir a recogernos a Óscar Oliveira y a mí a Barcelona y de llevarnos de vuelta después. No resulta sencillo -de hecho, cada vez resulta más difícil- encontrar un programa especializado en libros, con lo que el esfuerzo y la ilusión de Patricia, Manel y Xavi no merece menos que mi reconocimiento público. Dicho queda"
Como tengo tantas cosas pendientes, aún no había subido al blog aquella entrevista. Ahora la pongo aquí. Les aseguro que merece la pena, y no lo digo por escucharme a mí (juro que no es falsa modestia), sino porque da gusto encontrarte con gente que pone tanto esfuerzo y tanta ilusión en lo que cree.

Primera parte:


Segunda parte:


Comentarios

  1. Muy buena entrevista.¡Felicidades,Andrés!
    Qué sigas logrando muchos éxitos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. hola Andres muy buena la entrevista me gusta.ya estoy con el violinista me gusta la leo despacio para poder disfrutarla ,pero chico hay veces que tengo que dejarlo porque me entra una pena que no puedo conmigo ,es muy BONITA un saludo

    ResponderEliminar
  3. Una entrevista muy interesante. Hace nueve días que comencé a leer El violinista de Mauthausen y ya he llegado al final. Me quedan unos pocos capítulos para concluirla. Por un lado, estoy deseando conocer el desenlace de la historia, pero, por otro, me da pena acabarla y no volver a encontrarme con Anna, Rubén o Franz en mis ratos de ocio.
    Felicidades y un saludo.

    ResponderEliminar
  4. No dices nada a tus admiradoras. Joooo....

    ResponderEliminar
  5. Naty, Rosa Mary, Patricia: gracias.

    Admiradora: no sé qué decir, la verdad...

    Abrazos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

Un viejo cascarrabias