Las caras de los lectores

Uno nunca llega a saber el recorrido que pueden tener los libros que escribe y, salvo en las ferias del libro, resulta complicado poner cara a los lectores. Hace unos meses, mi amiga, la escritora Antonia J. Corrales, me envió esta foto que su marido había hecho con el móvil a un lector de El violinista de Mauthausen en el metro, a las siete de la mañana.
Y esta que viene ahora me gusta mucho. Me la mandaron el otro día. Se publicó en La Razón.
El libro que lee este diputado de la Asamblea de Madrid no es otro que El violinista de Mauthausen.
Es cierto que a ninguno de estos lectores le puedo ver la cara, pero resulta curioso ver estas fotos, la verdad.

Comentarios

  1. hola Andrés:pues si es curioso .la capacidád de personas de todas las clases sociales que puede atraer el mismo libro.un saludo

    ResponderEliminar
  2. Totalme verídico, eran las siete de la mañana en el metro de Madrid cuando mi marido vio al lector con tu libro y le gustó tanto que hizo la foto, claro que con mucho cuidado con el móvil por si al hombre le molestaba :)

    ResponderEliminar
  3. Tiene que ser una sensación estupenda, Andrés. Esto significa la trascendencia que está teniendo el violinista, de lo cual me alegro mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. bueno, hay muchas anécdotas: yo me encontré Bajodeguía en Sanlúcar a un tipo de Córdoba con el libro encima de la mesa, y comentando con su pareja de qué iba... tanto tiempo estaban hablando del libro que no tuve más remedio que acercarme y preguntarle qué pensaba del libro pues pensaba comprarlo(era mentira, claro) y me dijo que nunca había leído un libro tan profundo y entretenido a la vez, que no se podía separar de él hasta terminarlo, y que (como yo) quería leerlo despacio para disfrutar de cada párrafo y que no se le escapara ningún detalle... el hombre estaba alucinando y hablaba con tanta pasión que parecía que el libro se lo habían dedicado a él! Me sentí triste por no poder expresarle la alegría que me producía sus comentarios y por no poderme expresar yo con tanta certeza como él lo estaba haciendo. Simplemente le dije, muchas gracias, por cierto: me llamo Patricio.

    ResponderEliminar
  5. Hola Andrés .Para tí que eres un gran escritor debe ser emocionante saber que la publicación de tus novelas han alcanzado gran éxito.¡Muchas felicidades!
    Recibe un gran saludo de una amiga peruana.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Buena anécdota, Patricio.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Creo que más que curioso me impresionaría mucho ver a alguien leyendo algo que yo haya escrito... sería algo que me emocionaría si cuando sea mayor me sucede eso por escribir como tú... jejeje... (esto si que es una quimera para mi)...

    ResponderEliminar
  8. Creo que más que curioso me impresionaría mucho ver a alguien leyendo algo que yo haya escrito... sería algo que me emocionaría si cuando sea mayor me sucede eso por escribir como tú... jejeje... (esto si que es una quimera para mi)...

    ResponderEliminar
  9. Hola.
    Si para usted es curioso ver las fotos en las que "otros" están leyendo sus libros, poner caras... para mí hoy ha sido realmente curioso igualmente ponerle cara a usted, siendo que tengo su libro hace algunos meses en una de mis baldas de casa...

    Y descubrir "su cara" por un casual, porque en el Facebook escribe un comentario a Pedro Ugarte -que no conozco personalmente ni he tenido aún oportunidad de leer un libro suyo, pero que sí conozco porque es un escritor de Bilbao y aparece a menudo en los medios- pues descubrirlo a usted porque me gusta mucho Alber Vazquez como escritor y "ambos los tres" participan en un diálogo sobre cuentos en el Facebook... sobre una charla que iba a celebrarse en el dia de ayer en Bilbao...

    Y así es como he curioseado sobre usted, porque decía que iba a presentar unos cuentos... y entonces veo que tiene un blog como indica el FB y pincho, y veo sus libros y pienso:

    ¡aiva pues!!! :-)) como decimos por aquí... si el libro es el que yo tengo aquí mismo a mi lado... Y veo que tiene foto. Y es un libro que yo regalé las navidades pasadas porque me gustó la portada, sinceramente, y porque era de un escritor español. Y se lo regalé a la madre de mi novia y luego la pedí que me lo pasara después de leerlo. Y también se lo regalé porque el anterior que le había regalado era "El violonchelista de Sarajevo" y me llamó la atención más aún el título de su libro...Así de curiosas son a veces las decisions por las que uno decide regalar tal o cual libro.

    Pero siendo que tiene su libro su foto no me había fijado en ella. Sí había leído unas páginas antes de regalarlo... y por eso pedí que luego me lo pasara...porque me había "enganchado"...

    Y ahora, creo que lo leeré ya de una vez. Pero lo voy a leer porque ahora sí quiero leerlo. Hasta ahora era un posible o una intención, pero poniéndole cara y viendo que tiene un blog y me ha gustado los dos post que he leído, que tiene un FB...
    Me gusta este tipo de cercanía ¿Quién puede rebatir que las redes sociales ayudan a vender y leer? A mí por lo menos me hace tomar los libros de otra manera, sentirlos más cercanos, y disfrutar de las historias y los personajes de otra forma. No sé, pero es lo que me pasa, la verdad.

    Y ya corto que me he enrollado mucho ciertamente... :-) Un saludo, Sergio

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

François Cluzet