Philip Kerr


¿Pero tú no has leído las novelas de Philip Kerr? Es una pregunta que me han hecho alguna vez. ¿Cómo es posible que hayas escrito tres novelas que tienen la Segunda Guerra Mundial como telón de fondo y no hayas leído ni una sola novela de Philip Kerr? Hace tiempo que cuando alguien me pregunta con esa contundencia si no he leído un libro, ya no me entretengo en dar explicaciones. Me encojo de hombros que, además, es un ejercicio estupendo y espero a que el curioso se aburra. Pero después de que mis queridos Óscar Oliveira, el jefe de prensa de Algaida, y Gregorio León, el autor de El último secreto de Frida K. , me hablaran muy bien de este escritor escocés, al final acabé interesándome. De hecho, compré una de sus novelas, al azar, en un librería, hace pocas semanas. Hay escritores que dicen que no leen novela cuando están escribiendo las suyas. Yo no soy de ésos, y puede que a lo mejor me estén gustando tanto los libros de Philip Kerr porque ando arremangado con una novela ambientada en los años 50, con agentes secretos desencantados y nazis nostálgicos.
Resulta que Philip Kerr es autor de una serie de novelas (seis, hasta ahora), ambientadas en la Alemania de los años 30 y 40, antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial, y protagonizadas por el detective Bernie Gunther. Ahora, cuando ya me he zampado dos seguidas, no puedo sino recomendarlas en mi bitácora a aquellos que estén interesados en esa época tan dura como fascinante de la Historia. La primera que he leído ha sido la tercera, Réquiem alemán, para empalmarla con la cuarta, Unos por otros, que he disfrutado aún más. Aún no he leído Una llama misteriosa (la quinta), Si los muertos no resucitan (la sexta, Premio Internacional de Novela Negra RBA), Violetas de marzo (la primera), ni Pálido criminal (la segunda), pero estoy seguro de que me las iré metiendo entre pecho y espalda próximamente.
Bernie Gunther es ex agente de la KRIPO (la brigada criminal de Berlín), con un sentido muy particular de la justicia, y honrado. Sé que todo suena muy tópico, pero a lo mejor ahí está el encanto de estas novelas. Gregorio León me decía el otro día que era como leer a Philip Marlowe en Berlín, y yo creo que tiene toda la razón. Gregorio León además estuvo con Philip Kerr en Berlín el año pasado, y lo entrevistó para Onda Regional de Murcia.
Además de Bernie Gunther, por estas páginas aparecen personajes históricos muy conocidos, y sucede en ellas eso tan difícil que me gusta tanto: que la realidad y la ficción se mezclen y el lector pueda acabar preguntándose si Bernie Gunther fue un personaje tan real como Göering, Himmler o Adolf Eichman
Ya digo, al que le guste la novela negra o tenga interés en esa época no se sentirá defraudado. Habrá quien dirá que eso no es literatura o que solo es un entretenimiento puro y duro. Allá cada cual con sus gustos. A mí me da igual, y no me importa repetir esta frase que se va a terminar convirtiendo en el lema de este blog: si algo me hace disfrutar, ¿para qué buscarle peros?
Tampoco creo que a Philip Kerr le importe demasiado…
© Andrés Pérez Domínguez, octubre de 2010

Comentarios

  1. Yo sí he leído a Kerr, Andrés, y coincido contigo. Son novelas estupendamente ambientadas que retratan cinematográficamente una época fascinante. Me encanta como el personaje evita siempre que le cojan. En cuanto a los libros que he leído, cuando me lo preguntan, ya hasta encuentro cierto regocijo en decir que no, más que nada por ver la cara de mi interlocutor que se cree tan culto que inmediatamente te tacha de lo contrario por no haber leído las mismas cosas que él. En fin...

    ResponderEliminar
  2. Hola Andrés, pues no tengo nada de Philip kerr.por lo que cuentas sus novelas son entretenidas lo tendré en cuenta ,esta bien saberlo muchas gracias (hablando de novela como vas con la tuya)un saludo

    ResponderEliminar
  3. Claro está que lo mejor de la obra de Philip Kerr es la serie que has recomendado en tu bitácora, pero yo no dejaría de leer algunas de las novelas que Philip Kerr escribió en los comienzos de su carrera, también de atmósferas negras con toques de ciencia ficción: Una investigación filosófica, que cuenta la historia de un asesino en serie muy particular y de la inspectora de policía que lo persigue, e Infierno digital, que es la típica tontería de ciencia ficción con un edificio inteligente que cobra consciencia de sí mismo y mata a algunas personas, pero Kerr consigue hacer de la historia algo divertido y original.

    Además, me gustaría recomendarte otra novela de Kerr que también tiene sus añitos, Esaú, que trata, y no es broma, sobre una expedición que va al Himalaya en busca del abominable hombres de las nieves.

    Lo mejor de Kerr es que sus novelas, con la excepción de El quinto Ángel, tocan muchos palos variados y siempre resultan entretenidas y reconocibles.

    ResponderEliminar
  4. FAVOR COMUNICARSE A LA BREVEDAD POSIBLE PARA ENTREVISTA A: KioskoCultural@gmail.com. GRACIAS. MAURICIO.

    ResponderEliminar
  5. Eso pasa, Paco: a veces, a quien ha disfrutado con un libro le parece imposible que tú no lo hayas leído. Máxime si eres escritor.

    Rosa Mary, creo que no te decepcionará. Mi nueva novela va muy bien. Supongo que a finales de febrero estará lista.

    JMR, estoy de acuerdo. No he leído esas novelas de Kerr que dices, pero estoy convencido de que es un buen escritor.

    Anónimo, te mandé un mensaje, pero no recibí respuesta.

    Abrazos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

François Cluzet