Egipto

Termino la jornada con la alegría del viernes por la tarde. Estoy contento porque después de tantos meses solo me quedan siete u ocho semanas para terminar mi nueva novela, en bruto. Luego vendrán dos o tres meses más de trabajo, pero lo más difícil ya está a punto de terminar. Como siempre, escribo en silencio, aislado, sin estar conectado a Internet siquiera, y al encender la radio me entero de que Mubarak ha dimitido. Nadie sabe qué pasará ahora. Durante estas semanas he escuchado muchas veces en las tertulias radiofónicas a más de uno desempolvar el fantasma del integrismo como chantaje para mantener en el poder al dictador. No estoy seguro de quién ganará al final en esta revolución, si los moderados o los radicales, si la democracia o el fanatismo, pero hoy quiero creer que tantos días de protesta incansable en El Cairo han servido para algo, que los muertos no han sido en vano; que quizá, a pesar de lo que algunos sostienen con el colmillo retorcido, sea posible la esperanza sin miedo.

Desde hace años vengo retrasando un viaje a Egipto, donde nunca he estado, por pereza, por desidia, o por falta de ganas, no lo sé muy bien. Tal vez vaya siendo hora de pensar hacer las maletas para ver las pirámides en un futuro no demasiado lejano.

Ojalá.

© Andrés Pérez Domínguez, febrero de 2011

Comentarios

  1. No se, siempre el futuro es incierto Andrés y en estos paises más aun. Yo si he estado dos veces, me he mezclado entre la gente que es super amable, vestido como ellos, sin ningún pudor, el pueblo Egipcio es un pueblo sabio, por eso ya se han cansado de todo lo que les estaba pasando, te recomiendo el pais, te recomiendo perderte entre sus gentes y sus barrios dejando atras el modelo de Turista, porque se disfruta mejor.
    Para la esperanza siempre hay tiempo, espero que este sea no demasiado largo para los egipcios.

    ResponderEliminar
  2. Andrés te animo a que hagas ese viaje, es un país lleno de encanto con gente maravillosa que te dan lo poco que tienen .
    Asi que prepara las maletas y atreveté a pasar unos dias inolvidables. Yo lo hice hace 4 años y si pudiera ahora mismo volveria a ir.

    ResponderEliminar
  3. A todos nos ha podido la desidia. Yo tengo en cartera un viaje a Egipto que siempre pospongo, no sé demasiado bien por qué. Al igual que tú creo que ha llegado el momento de preparar las maletas.
    Suerte con la nueva novela.

    ResponderEliminar
  4. Hola,que bien ya tienes tu novela casi terminada.Yo tengo pensado ir a granada ( más bien la casa museo de lorca) y nunca encuentro el momento.Ysi tú ya lo has decidido pues adelante,(espera un poco para ver que pasa alli) un saludo Andrés

    ResponderEliminar
  5. Hola, Andrés. Me gusta viajar con una mochila y lo hago acompañado de un amigo inseparable, de los que cuentas con los dedos de una mano y te sobran. Siempre me acompaña mi cámara y mi bloc, si me perdiesen me jorobaría más que perder el pasaporte. Es mi mayor tesoro. Escribo a mano, todos los días, con perseverancia cartuja, aunque esté reventado. Me da igual usar una lámpara, una linterna o una vela. Hablo de mis sensaciones. De disfrutar de la sonrisa de un niño, sentir la brisa del aire a través de la celosía de un viejo palacio hindú o de esas personas que se cruzan un instante en tu vida, pero que no las olvidarás jamás


    Egipto, lo recorrí de estudiante. No tenía ni pajarera idea de quién era Mubarak. El presupuesto limitado. Un tren egipcio, para egipcios, en segunda o tercera, buses y un barco muy modesto para recorrer el Nilo. Nunca se me olvidarán los callejones y los cafés del Cairo, o de una espontánea danza sobre la barra de la cafetería del tren. Volveré a Egipto para mostrárselo a la persona que más amo a mi compañera.

    Espero con ganas tu próxima novela. He retomado otra vez las ganas de volver a escribir, pero sé, que, jamás podré hacer sonar, con palabras, la música de un violinista en un parque de París para dos enamorados. Un abrazo. Haritz

    http://cronicasdeunurbanita.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Hola Andrés , yo estuve en Egipto a mediados de diciembre , si me descuido me pilla la revolución...
    Estoy encantada con la caida de Mubarak ,porque creo que ha sido limpia, el pueblo reclama derechos y libertades .. que menos se puede pedir?
    Espero que siga siendo así que les dejen todos que no se metan otros por intereses, que se organizen que busquen sus prioridades,que sepan encontrar respuestas ellos solos.
    Soy un poco idealista y ahora se me viene a la cabeza una frase del Ché
    •“Porque esta gran humanidad ha dicho basta y ha echado a andar. Y su marcha, de gigantes, ya no se detendrá hasta conquistar la verdadera independencia, por la que ya han muerto más de una vez inútilmente.”
    UN saludoooo. Clara I.

    ResponderEliminar
  7. Pues sí, ya va siendo hora de ir pensando en ir a Egipto. Ojalá que todo vaya bien en el país.

    Abrazos para todos,

    ResponderEliminar
  8. Haritz, escribir es cuestión muchas veces de insistir hasta que sale algo digno. Gracias por tus palabras amables sobre mi violinista.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

Un viejo cascarrabias