Por fin ya es lunes

No suelo escribir los sábados ni los domingos. Es una costumbre que me impongo para apartarme saludablemente del mundo imaginario que habito durante muchas horas de lunes a viernes, y a no ser que esté de viaje o tenga algún compromiso que me impida inclinarne sobre mis cuadernos entre semana, los sábados y los domingos dejo a un lado la ficción. Reconozco que a veces es un alivio llegar al final de la semana y plegar velas hasta el lunes, pero otras veces, cuando te levantas el sábado o el domingo te sientes raro, y a veces tienes que luchar contra la tentación de sentarte en el despacho a jugar a “imaginemos que...”.

Este fin de semana ha sido uno de esos. Pasado mañana hará un año exacto que empecé a escribir mi última novela, y, arremangado hasta los codos con el último capítulo que estoy, si no hay una catástrofe por medio -crucemos los dedos-, estará terminada, en bruto, para el próximo viernes, o quizá para el lunes o el martes de la semana siguiente. Luego aún quedará mucho trabajo por delante -aunque corregir, pulir o zurcir párrafos cuando has llegado al final de la historia me relaja bastante-, pero estar a punto de concluir una novela en la que has habitado casi a diario durante los últimos doce meses termina empujándote a cambiar tus costumbres, como una tentación incómoda para alguien que cree a pies juntillas en la disciplina. Por eso ayer y hoy me ha costado mucho no sentarme para avanzar un poco en la conclusión de mi novela. Me paro a pensarlo y no estoy seguro de si por un lado me resisto a esperar unos cuantos días más para escribir el final, mientras por otro me sucede exactamente lo contrario, y lo que no quiero es dejar de convivir con unos personajes que llevan tanto tiempo haciéndome compañía.

www.twitter.com/aperezdominguez
www.facebook.com/pages/Andrés-Pérez-Domínguez/2720700268812011©

© Andrés Pérez Domínguez, mayo de 2011

Comentarios

  1. mi "modus vivendi", mi contexto, mis circunstancias y... yo misma, que difieren, imagino, del tuyo, no hacen por menos que, desear, igualmente, que llege el lunes, que continúe con el martes y, así, hasta el viernes... para seguir con otro nuevo lunes...

    ResponderEliminar
  2. Hola que tal ,todo lo contrario que a la mayoria .Empiezas con ganas la semana espero que la termines igual.Es un placer ver como se hace una novela,( y poder tenerla en las manos).Feliz semana como se enpieza se termina.Buenas noches Andrés

    ResponderEliminar
  3. Me alegra sobremanera estés terminando tu proyecto. Y me alegra también ver descansas los sábados, de no ser así terminarías como el Quijote. Espero verla pronto por allí y mas espero verla en mis manos y poder echarle una ojeada a alguna de tus obras. Feliz semana!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

François Cluzet