Ateneo, con retraso

Quienes me conocen saben que tengo una tendencia inevitable al aislamiento, que odio el calor, que las fiestas en general y los saraos literarios en particular no me entusiasman, y que nunca acabo de sentirme cómodo dentro una chaqueta. Pero qué se le va a hacer: en la cena del Ateneo de Sevilla me salto invariablamente estos principios (sí, ciertos principios está bien saltárselos alguna vez), y a pesar del calor insoportable del miércoles pasado me puse un traje para ir a cenar a los Reales Alcázares de Sevilla (la ocasión y el sitio lo merecen, desde luego).

Da gusto encontrarte con viejos amigos. Mi querido Óscar Oliveira, el jefe de prensa de Algaida, me dio la gran alegría al anunciarme que Xurxo Fernández y Pemón Bouzas venían desde Santiago.

Aquí están de izquierda a derecha, Óscar Oliveira, Eva Millán, Gregorio León (la cámara era suya y por eso no he podido poner las fotos hasta ahora...), Xurxo y Pemón, refrescándose un poco antes de la cena.

Al sentarme a cenar mientras esperábamos el fallo del premio, me tuve que quitar la chaqueta. Ya sé que no es lo más elegante, pero el calor era insoportable, ya lo he dicho más arriba.

Después del acto estuvimos en una terraza con estas vistas. Se comprenderá que uno, aunque tenga alma de ermitaño, al final sea capaz de hacer un esfuerzo.

Aquí estamos, justo enfrente de la Giralda, Oliveira, Eduardo Cruz, Xurxo Fernández, un servidor, y Gregorio León, que, por cierto, ya lo he contado por aquí alguna vez, hace un papel estelar en la novela que acabo de terminar, reconvertido en agente secreto en el Madrid de 1950.

El jueves hacía tanto calor, o más, que el viernes, pero como no siempre tiene uno la ocasión de estar con tan buenos amigos, estuvimos aguantando el tipo bajo unos pulverizadores de agua (qué gran invento, por cierto) en la plaza de San Francisco.

Mucho calor, pero os aseguro que mereció la pena.

www.twitter.com/aperezdominguez

http://www.facebook.com/pages/Andrés-Pérez-Domínguez/272070026881

© Andrés Pérez Domínguez, julio de 2011


Comentarios

  1. Un sacrificio Andrés pero que valió la pena por encontrarte con esos amigos que seguro estuvieron encantados de tenerte a su lado.

    Un abrazo y a soportar el calor que ya vendrá el fresquito.

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas fotos y la giralda es muy bonita ,menudo grupo, para una soloa mujer que hay la cuidariais bien.Siempre gusta encontrarse con buenos amigos .para quien fué el premio?Un saludo Andrés

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestros comentarios.
    Rosa Mary, ganaron Alfonso Domingo y Leticia Sánchez Ruiz.
    Abrazos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

Un viejo cascarrabias