Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

Encuentro en la biblioteca

Imagen
Escribo poco en el blog últimamente. A veces la vida aprieta y no te deja tiempo para mucho más. Pero uno echa de menos decir cosas en este rincón, la incertidumbre de no saber si alguien querrá leer lo que has puesto. Si le interesará quizá. La semana pasada tuve un encuentro con los lectores en Sanlúcar la Mayor. Si la memoria no me falla, no me reunía con los lectores de mi pueblo desde hacía casi dos años, cuando estuvimos charlando sobre El violinista de Mauthausen. Y aunque le había dicho a Chary, la bibliotecaria, que con la asistencia de un lector ya podríamos tener un encuentro -a los actos literarios apenas acude gente-, me alegro de que viniera un estimable grupo de personas a la biblioteca el otro día para charlar conmigo. Por la mañana estuve un rato en la radio para una entrevista. La dejo aquí, por si alguien la quiere escuchar.Hablamos de todo en el encuentro. Creo que fueron casi dos horas. Chary me había comentado hace poco que le gustaría que la charla fuera sobre m…

Este jueves, en la biblioteca de Sanlúcar la Mayor

Imagen
Pues eso, como reza el título de la entrada, el próximo jueves 27 de octubre, a las siete de la tarde, estaré charlando con todos los lectores que quieran acercarse a la Biblioteca de Sanlúcar la Mayor, en Sevilla.
Al que le apetezca, ya sabe dónde encontrarme el jueves.

Los buenos y los malos

Imagen
La primera vez que supe de Gadaffi fue gracias a la Literatura, a los catorce años. En El quinto jinete, la novela de Dominique Lapierre y Larry Collins, un terrorista enviado por el líder libio había colocado una bomba atómica en Manhattan. Recuerdo haber disfrutado mucho de la lectura de aquella novela en la que Gadaffi, sin duda, era el malo. Dos años después, una mañana de primavera, me enteré de que los aviones del presidente Reagan habían atacado el palacio del libio en Trípoli. Y es que Gadaffi era malo, malísimo. Tanto, que dos años después se encargó de que hicieran explotar un avión con cerca de trescientos pasajeros que sobrevolaba Escocia. Luego le perdí la pista, por aburrimiento o porque me interesaron otras cosas, y con el tiempo el malo había dejado de serlo. Los políticos europeos no le hacían ascos a fotografiarse con él cuando viajaba al norte con aquella lujosa jaima de beduino rico y su cohorte de vírgenes. Ya no era tan malo, parecía. Podría decirse incluso que e…

Rumores planetarios

Imagen
Es fascinante el mecanismo del rumor, que se extiende, incontrolable, gracias a Internet y las redes sociales. Ayer, al entrar en Facebook, me enteré gracias al muro de la incombustible Anika Lillo (Anika entre libros) que mi nombre se había mencionado en Twitter como un posible finalista del Premio Planeta que se falla esta noche en Barcelona. Manel Haro, de Llegir en cas d`incendi, el mismo de ese fantástico programa de radio que se hace desde Cornellá, también recogía la noticia:“Como finalista podría figurar el escritor sevillano Andrés Pérez Domínguez, ganador del Premio Ateneo de Sevilla en 2009 conEl violinista de Mauthausen(Algaida), novela con notable éxito de ventas.”Y lo mismo hacía José Luis Ibáñez en Onda Cero, en el programa de Julia Otero: “Se dan un montón de pistas y a ver si toca. Este año es un joven escritor andaluz, autor con buenas ventas, que ha ganado algún premio prestigioso, mezcla bien intriga y aventura, y esaficionado a las conspiraciones y cosas ocultas.P…

¿Ficción?

Imagen
“Estaba allí sentado y me dice: Esos malditos campamentos del gobierno. Les das agua caliente y la gente quiere agua caliente. Si les das retretes también los querrán. Dales a esos okies cosas y querrán todo. En esos campamentos hacen reuniones de rojos. Planean cómo conseguir los subsidios. Huston preguntó: ―¿Nadie le atizó?―No. Había un tipo pequeño que le preguntó, ¿qué es eso de los subsidios?―Subsidios, lo que los contribuyentes pagamos y os lleváis vosotros, malditos okies.―Nosotros pagamos impuestos en lo que compramos, en la gasolina y el tabaco, dice el pequeño. Y dijo: A los granjeros les da cuatro centavos por libra de algodón el gobierno. ¿No es eso subsidio? ¿Y no tienen subsidio las compañías de ferrocarril y transportes?―Esos hacen cosas que hay que hacer ―dice el ayudante.―Bueno ―dice el otro―, ¿cómo se iban a recoger las cosechas si no fuera por nosotros? ―el hombre rechoncho miró a su alrededor.―¿Qué dijo el ayudante? ―preguntó Huston.―Se puso furioso. Y dijo: maldito…

Durán i Lleida, el PER y las excusas

Imagen
Cuando alguien se mete en contramano y luego se disculpa, casi siempre me acuerdo del texto de Jorge Valdano, Creo vieja, que tu hijo la cagó (el que quiera saber más puede encontrarlo, si tiene suerte y aún está en las librerías, en la antología Cuentos de fútbol ―Alfaguara, 1995―). En ese relato había un entrenador al que llamaban el embrague, porque primero metía la pata y luego cambiaba de marcha. “Porque primero metés la pata y después hacés los cambios...”, escribía Valdano. O algo así. Por alguna razón, a ciertos políticos catalanes les ha dado últimamente por apuntar a Andalucía cuando se levantan con ánimo ofensivo. Estoy convencido de que adivinan que sus palabras van a levantar algún revuelo, y saben que poco después tendrán que disculparse, aunque sea con la boca pequeña, pero ya no vale. A mí, por lo menos, no me vale. Y la estupidez, no hay más que fijarse, no entiende de colores: la pizpireta y rubia con pinta de niña pija Montserrat Nebrera militaba en el PP cuando nos …

El capitán Trueno

Imagen
Es curioso, pero con los héroes norteamericanos no me suele pasar. Disfruté con las últimas de Spiderman, Hulk o Daredevil. Incluso no lo pasé mal con la primera de Iron man, y me divertí con las tres entregas que he visto de X men; las versiones cinematográficas de Thor y El capitán América aún las tengo pendientes, pero las veré, seguramente; el Batman de Nolan me entusiasma, y algunas de las de Superman que hizo Chistopher Reeve me siguen entusiasmando igual que cuando era un niño.Hoy se estrena la versión cinematográfica de El capitán Trueno y me hallo en un dilema: tengo tantas ganas de verla como aprensión porque no me guste. Y no es por perder el dinero y un par de horas sentado en la butaca de un cine, sino porque igual que de los personajes de una novela, cada uno tiene su propia imagen de los héroes con los que ha convivido cuando era un crío, y la del director de la película puede no ser la mía. En realidad, no tiene por qué ser la misma. Y eso que Antonio Hernández firmó h…

Pedro Ugarte

Imagen
Cómo corre el tiempo, joder. Me he dicho eso hace un rato, al enterarme de que Pedro Ugarte ha ganado el V Premio Logroño de Novela. Algo más de once años han pasado, casi doce ya, desde que conocí a Pedro. Recuerdo que entonces el escritor de Bilbao acababa de publicar su novela Pactos secretos. Algunos años atrás había sido finalista del premio Herralde y no mucho antes de conocernos yo había leído en una antología que publicó la editorial Lengua de Trapo, Páginas amarillas, su cuento Las truchas, que está entre la docena escasa de textos cortos que me han dejado literalmente tumbado después de leerlos. Esos relatos que, cuando llegas a la última línea, no puedes evitar pensar que a lo mejor deberías dedicarte a otra cosa. Pero bueno, en cualquier oficio siempre hay alguien que lo hace condenadamente bien, y a lo mejor sigues adelante con la esperanza o la ilusión de que quizá algún día habrá quien leerá un texto tuyo y también se quedará tumbado. A Bilbao viajé hace tantos años para…