El tiempo, tan extraño

Una de las razones, si no la principal, por la que no he acabado nunca de hacer las maletas del todo para no volver es porque soy de esos tipos a los que les gusta estar cerca de los suyos. No soy dado a la nostalgia ni a la melancolía, y aunque a menudo me gusta recordar el pasado prefiero mirar hacia delante. Quiero decir que no me costaría un día empaquetar unos cuantos libros y largarme para siempre, muy lejos. Pero igual que soy capaz de no echar de menos los lugares donde he vivido ―bueno, un poco sí, pero sólo lo justo―, con la gente no me sucede lo mismo. Con mi gente. De éstos no soy capaz de estar lejos mucho tiempo. Hoy han celebrado mis padres su aniversario de boda, y yo he estado con ellos, por supuesto. Uno cree irresponsablemente que los años no pasan, pero son las celebraciones las que te hacen pensar y te devuelven a la realidad.

El tiempo, ya digo, es algo muy raro: era ayer cuando yo tenía diecinueve años y mis padres celebraron sus bodas de plata, y de pronto sólo tengo muy pocos años menos de los que mi madre tenía entonces. Intento mirar hacia atrás y es como un pestañeo, como si las manos de un loco hubieran pasado a toda velocidad las hojas de un calendario.

Pero tantos años después seguimos aquí. La familia, al cabo, es lo único que importa. Por todo lo demás no hay que preocuparse demasiado.

www.twitter.com/aperezdominguez

http://www.facebook.com/perezdominguezandres

© Andrés Pérez Domínguez, diciembre de 2011

Comentarios

  1. Qué bonito esto que has escrito Andrés,qué gran verdad es que el tiempo pasa a velocidad de vértigo y no nos damos apenas cuenta....felicidades a tus padres,también es bello poder celebrar hoy día tantos años de estar juntos y compartir tantas cosas,no hay nada como el cariño dado y recibido,el recíproco :).
    Un besote grande.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto Andrés y hablando de fechas....si mal no recuerdo,ahora el día 18 de diciembre hará un año justo que te conocimos mi hermana y yo,ese día que firmabas tus libros en la Casa del Libro,día que llovía a mares y aún así no quisimos perder la oportunidad de conocerte,jeje,no sé si sabes ya quienes somos las dos :).

    ResponderEliminar
  3. Es precioso lo que has escrito y como dices la familia es lo primero y lo que nos hace vivir.
    Felicidades a tus padres por su aniversario y que puedan estar juntos y celebrarlo muchísimos más.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito yo no sabría como decirlo porque mis padres tambíen celebrarón su aniversario este mes 52 años nada menos (algo muy dificil hoy en dia ).Saludos

    ResponderEliminar
  5. Rocío, sí, me acuerdo perfectamente de aquella noche. Además, después nos encontramos en un bar en el centro.

    Pakiba, Rosa Mary. Muchas gracias por vuestras palabras.

    Abrazos a las tres,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

Un viejo cascarrabias