Una nueva novela y cuatro en bolsillo


A lo mejor se cumple la profecía maya esa y el mundo se acabará en diciembre, pero yo voy a estar bastante entretenido en 2012. Y, quién sabe, igual sigue saliendo el sol el 22 de diciembre, y lo mismo nos toca la lotería. En serio, los que me conocen saben lo poco que me importan los asuntos esotéricos y los embaucadores que salen en la tele para entretener a los insomnes recalcitrantes. Y como no creo que el mundo se vaya acabar en diciembre, sigo trabajando. El mes que viene Algaida publicará en bolsillo El violinista de Mauthausen. Dos años y cuatro meses después de su primera edición, El violinista va a estar en las librerías en un formato económico, y seguro que muy bien editada.


(El violinista de Mauthausen en El público lee, Canal 2 Andalucía, en junio de 2010):

Lo mismo sucederá en febrero con El síndrome de Mowgli, la más personal de todas mis novelas publicadas, la favorita de mucha gente, y la que, paradójicamente, menos lectores ha tenido hasta ahora. A los lectores que disfrutaron con esta novela les extraña cuando se lo cuento y me preguntan la razón. En realidad, no tengo ni idea, pero puede que la mayoría de mis lectores me identifiquen con las novelas de espionaje, intriga y aventuras, y no acaben de fiarse cuando recurro a otros registros, que, a decir verdad, no creo que sean tan diferentes. Pero no me quejo. Sería muy injusto por mi parte hacerlo. En cualquier caso, en febrero estará disponible El síndrome de Mowgli en bolsillo para todo el que le apetezca hincarle el diente.

(Con Angels Barceló en la SER, contando El síndrome de Mowgli en febrero de 2009):

Me hace una ilusión muy grande anunciar que en julio la editorial Debolsillo recuperará en formato económico La clave Pinner, y en octubre hará lo mismo con El factor Einstein. Veo últimamente que muchos escritores se han lanzado a la aventura de la autopublicación electrónica, pero yo, cuando recuperé los derechos de estas novelas hace dos años, preferí esperar la oportunidad de que una editorial potente se animara a comercializarlas de nuevo. De alguna manera, La clave Pinner decidió mi destino hace poco más de siete años. La publicó Rocaeditorial y, aunque antes había publicado varios libros, está claro que aquél fue mi debut comercial con todas las de la ley. Rara es la firma en una feria del libro en la que no viene algún lector con un ejemplar de La clave Pinner para que se lo dedique. Y no estoy muy seguro de que sepan cuánto me alegra.

(Con Carlos Herrera en Onda Cero, hablando de La clave Pinner en diciembre de 2004):

Y El factor Einstein probablemente sea mi novela más ambiciosa: el científico más famoso del mundo, la guerra en Europa a la vuelta de la esquina y una físico alemana a la que la Abwher envía a Nueva York para acabar con la vida de Albert Einstein antes de que pueda convencer al presidente Roosevelt de la fabricación de la bomba atómica... A pesar de que tuvo muchos lectores, nunca me sentí cómodo ni bien tratado en la editorial que la publicó en enero de 2008. Estoy muy contento porque ahora va a tener una nueva vida.

(Con Chema García y Susana Valdés en Onda Cero, desmenuzando El factor Einstein en enero de 2008):

Aunque tal vez lo más importante (o lo más llamativo) será anunciar, aunque algunos ya lo sabéis, que en octubre se publicará mi nueva novela. Hasta ahora sólo la han leído unas cuantas personas muy queridas, aparte de mi agente y mis editores, claro. En otoño dejará de pertenecerme y pasará a ser de mis lectores. Me gusta verlo de esa forma. La publicará Plaza & Janés (para quien no lo sepa ―los lectores no tienen por qué saberlo―, Debolsillo, la editorial que editará La clave Pinner y El factor Einstein, forma parte del mismo grupo que Plaza & Janés, y, entre otros, su voluntad de recuperar estas dos novelas ha sido uno de los principales motivos que me han decidido a publicar con ellos). Mi nueva novela aún no tiene un título definitivo, por eso prefiero reservármelo. Es una historia ambientada entre París, Berlín, Salzburgo, Barcelona, y principalmente Madrid y Sevilla, en enero de 1950. Una novela de más de quinientas páginas que me ha tenido muy ocupado durante el último año y medio. Ahora ando puliéndola, ajustando algunos detalles, cambiando algunas cosas que no acaban de convencerme. Sin prisas. Desde que escribí La clave Pinner y El síndrome de Mowgli no había tenido tanto tiempo por delante para rematar una novela. Y es agradable trabajar sin agobios. No sé si será mejor o peor que las anteriores y, además, no me corresponde a mí decirlo, pero puedo adelantar que habrá mucha aventura, emoción y romanticismo, tesoros escondidos, espías desencantados y nazis nostálgicos en la Guerra Fría. Espero que los lectores se lo pasen muy bien con ella y, si es posible, descubran algo que no sabían.

Cuando termine de pulirla, y aún quedan al menos un par de meses por delante, tendré que corregir las galeradas, y también quiero revisar La clave Pinner y El factor Einstein antes de que se publiquen. El que quiera leer mis libros se va a quedar sin excusas: cuatro novelas en bolsillo y una novela nueva en 2012. Y no veo el momento de ponerme a escribir otra novela. Me gustaría que este año tuviera más de doce meses. Pero eso no es posible. Tampoco pasa nada. Yo pienso seguir aquí en 2013, aunque la profecía maya diga otra cosa...

www.twitter.com/aperezdominguez

http://www.facebook.com/perezdominguezandres

© Andrés Pérez Domínguez, enero de 2012

Comentarios

  1. Enhorabuena, Andrés. Deseando estoy que saques la nueva. Feliz año y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena, es una buena iniciatva para tenerlos todos. Y para cuando la nueva??.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Paco. Todo llegará...

    Pakiba, la nueva, en octubre, en Plaza & Janés. Lo cuento en el penúltimo párrafo, creo...:)

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  4. He leido tres de tus novelas. El factor Einstein, El violinsta de Mauthausen y la Clave Pinner, precisamente por ese orden, estoy deseando tener tu proxima novela entre manos y como no el sindorme Mowgli lo he buscado, pero me ha sido imposible dar con él.

    Veo que al menos tu 2012 viene movidito, espero lo disfrutes y tu nueva novela se aun éxito

    ResponderEliminar
  5. Pues asómate por aquí de vez en cuando, Carmina, si te parece. El síndrome de Mowgli aparecerá en bolsillo en febrero, seguro que a un precio muy bueno y muy bien editada.
    Cuando tenga los datos lo anunciaré.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  6. Vaya, compañero, que aluvión. Yo con publicar uno este año ya me daba con un canto en los dientes :) Por cierto, curiosa coincidencia de amiguetes en Plaza: Palma, Muñoz Rengel, luego tú... ¿Os habéis puesto de acuerdo o tenéis la misma agente, jeje?
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Coincidencias, supongo, Diego. Y aunque no he querido anunciarlo hasta que empezase el 2012 ya estaba comprometido incluso antes de que sonara lo del Premio Planeta. Por eso me hizo tanta gracia aquello...
    Félix y yo sí tenemos la misma agente. Muñoz Rengel, ni idea.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  8. Caramba pues enhorabuena ,aunque yo ya tengo las 4 . (a por lo ue leo a muchos les cueta encontrarlas )yo las encontre todas en la casa del libro. Esperaré para la nueva cuando la anuncies.Saludos

    ResponderEliminar
  9. Pues ya lo iré contando todo por aquí, Rosa Mary. Abrazos,

    ResponderEliminar
  10. Ni que decir tiene, querido Andrés, que seguiré siendo fiel a la costumbre de buscar tu novela el primer día que salga a la venta y, con ello, ser uno de sus primeros lectores. Por descontado.

    Enhorabuena y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

Un viejo cascarrabias