La Central en Madrid



No voy a Madrid desde el final de la primavera, y cada vez tengo más ganas. Pronto me dejaré caer por allí, pero hoy hubiera sido un buen motivo para acercarme porque me habían mandado una invitación para asistir a la inauguración del nuevo local de la librería La Central en Callao. Pero, por una mezcla de pereza y desidia, en lugar de en el AVE camino de Madrid estoy en mi casa sin mucha más tarea que velar armas mientras llega el momento de que mi nueva novela se empiece a distribuir por las librerías y la promoción me empuje a vivir entre estudios de radio, televisiones, redacciones de periódicos, hoteles, estaciones y aeropuertos durante una temporada. La inauguración de la librería no hubiera sido más que una excusa para pasar un par de días en Madrid, saludar a algunos amigos y patearme otra vez las mismas calles por las que transitan los personajes de El silencio de tu nombre. Pero, como digo, tampoco pasa nada: pronto estaré por allí. De todos modos, para cualquier amante de los libros resulta muy satisfactorio que, con la que está cayendo, se abra una nueva librería con más de mil metros cuadrados. Sólo por eso La Central va a ser una de los primeros sitios que visite la próxima vez que vaya a Madrid. Tengo muchas ganas.

 







© Andrés Pérez Domínguez, septiembre de 2012


Comentarios

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

Un viejo cascarrabias