Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

Aterrizando

Imagen
Uno no cae en la cuenta del tiempo que lleva sin hacer algo que le gusta o quizá necesita pero lo ha aparcado inconscientemente hasta que se pone a ello. El viernes, por primera vez en casi tres meses, me siento delante de la tele para ver una película completa, sin prisas por hacer otra cosa, por colocar la ropa en una maleta, contestar a una llamada o a un mensaje urgente o comprobar otra vez los billetes del tren o del avión para no encontrar una sorpresa desagradable de última hora. No he parado durante la semana. Dos encuentros con lectores y una pequeña obra en casa que tenía prevista, con lo que la sensación de paz del viernes por la noche resulta doblemente placentera. Qué paradójico, qué raro aprovechar más el tiempo cuando tienes muchas tareas pendientes o la perspectiva de una cita inexcusable en el horizonte. El lunes es Nochebuena, pero el sábado tengo una cena con unos amigos. Gente con la que la llevo un montón de años entrenando y que, de alguna manera, se han convert…

Feliz Navidad

Pues sí, amigos: algunos habéis visto este montaje que he colgado esta mañana en las redes sociales. No es nada del otro mundo, vaya: un vídeo casero en el que aparecen fotos de la promoción de El silencio de tu nombre y otras que me han enviado algunos lectores y amigos. Es la mejor manera que se me ocurre de dar las gracias a todos (a mis editores, a mis amigos, a la prensa, a los libreros y a los lectores) por estos dos meses y medio que llevo dando tumbos por España promocionando mi última novela. El esfuerzo ha merecido la pena. Os lo aseguro. El silencio de tu nombre ya tiene su propio camino. Ahora toca descansar y disfrutar de los míos. Me apetece. Nos veremos por aquí. Puede que mañana mismo, si es que tengo algo que contar. O dentro de unos días o unas semanas. Hay unas cuantas reseñas y entrevistas de El silencio de tu nombre que he de colgar aquí. El caso es que volveremos a vernos. No os libraréis tan fácilmente de mí.  Feliz Navidad a todos.  Ah, y el vídeo, que se me o…

Entre la camisa y la bufanda. Tour de El silencio de tu nombre XXVI (Zaragoza)

Imagen
Quizá lo que mejor refleja la promoción de El silencio de tu nombre son estas dos fotografías. En una estoy en mangas de camisa, en la playa de la Barceloneta, a primeros de octubre, hablando para la tele mientras la gente tomaba el sol o se bañaba. Dos meses después posaba para la cámara en Zaragoza, protegido del cierzo con una bufanda y un lobo marino tan grueso que cuando lo llevo pienso que ni siquiera en el Ártico tendría frío. Al principio de la promoción me propuse hacer inventario de las entrevistas en prensa, en la radio, en la tele, en webs. Pero no ha sido posible porque he tenido la inmensa suerte de que los medios se interesen por mi trabajo y he perdido la cuenta. Y eso es un privilegio. Han sido 15.000 kilómetros durante dos meses para dar a conocer El silencio de tu nombre, sin dar una bola por perdida. Y he sido feliz. Aunque esté cansado.          Por alguna razón en la que no he caído hasta ahora, la promoción de El silencio de tu nombre empezó en Barcelona y ha te…

Presentaciones de El silencio de tu nombre

Imagen
Hola a todos: la próxima semana habrá un par de presentaciones deEl silencio de tu nombre. Dejo las coordenadas, por si alguien quiere asomarse. La primera, el lunes 10 de diciembre, en El Corte Inglés de Zaragoza. A las 19,30 h estaré allí contando cosas de la novelas a los lectores y firmando ejemplares a todo el que quiera. Me acompañará  el crítico cinematográfico Fernando Gracia.  Y el jueves 13, a las 20,00 h estaré en la biblioteca de Sanlúcar la Mayor, también hablando de la novela y firmando ejemplares a todo el que quiera acercarse. Me acompañará el periodista Antonio Manfredi. Si alguien de Sevilla no puede acercarse a Sanlúcar la Mayor, la otra semana, el jueves 20 de diciembre, estaré firmando ejemplares en Casa del Libro, por la tarde. Ya lo anunciaré por aquí.  Abrazos para todos.

El río del Edén

Imagen
No siempre te apetece presentar un libro. Te lo piden e intuyes que no te va a gustar. No conoces al autor, y a lo mejor también intuyes que no te caerá bien. Luego decides si lo presentas o no. Nunca debe ser una obligación. Yo he declinado invitaciones para presentar libros y otras veces algún colega se ha excusado para no presentarme un libro a mí. Son las reglas, y al poco tiempo de haber metido la cabeza en este gremio uno debe aceptarlas. Otras veces te piden que presentes un libro y no puedes. También me ha pasado algunas veces: o estoy de viaje, o acabando novela, y para leer apresuradamente y mal (es una redundancia, lo sé) la obra de un autor al que admiro, prefiero no presentarla. Pero también, alguna vez, te piden que hagas de maestro de ceremonias con la última novela de un escritor y dejas cualquier cosa que tengas que hacer para estar a su lado. Lo haces porque, además de ser buen amigo, admiras y respetas al escritor que con excesiva generosidad te llama coleg…

Las bolas sobre el tapete. Tour de El silencio de tu nombre XXV. Oviedo

Imagen
Asturias siempre será como un pellizco agradable, un recuerdo que a medida que se aleja en el tiempo se vuelve más entrañable. Hace trece años, al final del verano, me llamaron para decirme que había ganado un concurso de relatos. Era la primera vez, y tan sorprendido estaba cuando descolgué el teléfono que cuando dijeron mi nombre pensé que me iban a pedir mi dirección para devolverme las copias que había mandado al concurso. No tenía que ir a recogerlo, pero a mediados de ese otoño enfilé el morro del coche rumbo a Asturias y con el pretexto del diploma y el cheque me pasé una semana en el norte. Creo que es una de las mejores inversiones que he hecho nunca. De aquel viaje nació un cuento que pocos meses después ganó el premio “Max Aub”. Todavía hay quien me recuerda por ese texto. Siempre he vuelto a Asturias por motivos literarios: en el otoño de 2004, para presentar La clave Pinner. En el verano de 2005 porque esa novela fue finalista en un premio en la Semana Negra de Gijón; u…