Salud, dinero y amor



No es grave, pero sí resulta muy incómodo, sobre todo porque de pronto hace tanto calor como si ya fuera verano, y las molestias de la gripe se estiran algunos días más de lo que cualquiera desearía. Qué curioso, qué cómico incluso resulta, que, después de haber estado viajando durante varios meses a sitios donde hacía mucho frío durante la promoción de El silencio de tu nombre, no haya pillado ni un triste resfriado y que ahora, en una semana loca con un sol más propio de finales de junio que de mediados de abril, se me haya colado a traición un virus implacable que me tiene ya tres días encerrado, sin ganas de nada y con una fiebre tan alta como no recordaba haberla padecido nunca.
Miro el cielo despejado a través de la ventana con pena por ni siquiera poder salir al campo a pasear, por no poder ir a la playa, que me pilla tan cerca pero de pronto tan lejos porque si apenas puedo sostenerme de pie cómo voy a ser capaz de conducir.
Nada grave, decía al principio, pero sí incómodo. Imposible no acordarse de ese estribillo tan empalagoso cuando se está enfermo, ese que habla de las tres cosas que hay en la vida: la salud, el dinero, y el amor. Alguna vez me he preguntado que, de ser cierto, en qué orden deberían colocarse, cuál de las tres sería la más importante.
Con 40º de fiebre se disipan las dudas.


         © Andrés Pérez Domínguez, abril de 2013

Comentarios

  1. Ya lo creo que se disipan, en 2012 no pillé nada de nada, tuve salud de hierro, creí que era debido al actimel, a veces creo que con él obtendré la inmortalidad, pero hace un mes me pillé un gripazo bueno, con 40 de fiebre y eterno, estuve dos semanitas, nada grave, pero un peñasco, con dolor de cabeza y malestar que no te deja ni leer, ni ver la tele ni ná de ná...ahí es cuando se aprecia lo bien que se está cuando no se tiene ninguna dolencia. Un abrazo y que te mejores :-)

    ResponderEliminar
  2. Eso es lo que tiene el buen tiempo por aquí, que nos pilla de sopetón y después pasa lo que pasa. Y qué mal que sienta la fiebre, a mí cada vez peor.
    Recupérate, que ya está aquí la feria del libro!! Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Yo la primera la salud ,pero cuidate mucho que ya estamos en primavera.

    ResponderEliminar
  4. Los cambios tan de repente, y en tú tierra es donde más se nota ,que ya llega la feria del libro mira que si no puedes ir .Por cierto cuando vienes por aquí ? .Saludos y animo a yo primera la salud.

    ResponderEliminar
  5. Pues ando un poco mejor, pero no del todo bien. Espero ponerme bien pronto.
    Rosa Mary, no sé si me llevarán a León. Eso no depende de mí...

    Abrazos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

Un viejo cascarrabias