Isabel



Anoche terminó la segunda temporada de la serie Isabel y supongo que la tercera no se estrenará hasta después del verano de 2014. Mucha gente, entre los que me incluyo, tiene ganas de verla. Vale que Isabel no tiene ese glamour lujurioso de Los Tudor y que Rodolfo Sancho no transmite el mismo magnetismo que Jonathan Rhys Meyers cuando se pone la ropa de Enrique VIII, o se la quita... Vale que Isabel no tiene esa oscura épica de Juego de Tronos, y vale también que las escenas de batallas no resultan creíbles por la falta de medios o de ambición, o quizá por ambos motivos. Vale que podría ser mucho mejor serie de la que es, pero a mí me gusta que se cuente ese momento tan interesante de la Historia de España de una forma dramatizada, aunque se permita licencias, como es preceptivo en la ficción para darle un barniz más atractivo al espectador. Isabel resulta un producto más que decente. Ya digo: no es Los Tudor, ni Juego de Tronos, ni Mad men o The newsroom.
Ni falta que le hace.
No soy el único que piensa así. Menos mal. La audiencia respalda estos argumentos. Y me alegro de que la serie siga adelante, porque parece que la primera temporada estuvo mucho tiempo esperando la fecha de estreno, y cuando se emitió el primer episodio ya se había tomado la decisión de no rodar la segunda y el éxito les pilló con la guardia baja. Con Cuéntame también pasó algo parecido: estuvo dando vueltas por las cadenas sin que nadie creyese en el proyecto. Miénteme, la llamaban algunos al principio, para mofarse. Pero ahora que lleva trece años seguro que a esos mismos les parece un clásico de la televisión, una fotografía acertada de varias décadas de la Historia reciente. Al final va a ser verdad eso de que el que resiste gana. Al cabo, se trata de aguantar, porque son los espectadores quienes tienen la última palabra.



© Andrés Pérez Domínguez, diciembre de 2013

Comentarios

  1. Me encanta ,la sigo desde el principio ,(mi hermana y mi hermano también ) y no miro las comparaciones me dan igual me gusta y ya esta .A esperar al la siguiente .Buenas noches

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que está muy bien, Rosa Mary. Un abrazo,

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

Un viejo cascarrabias