Vello “público”


Hace tiempo que venía oyendo que las actrices Gwyneth Paltrow y Cameron Díaz se habían lanzado a una cruzada para defender las ventajas de no depilarse el pubis, pero lo que al principio parecía un comentario intrascendente de dos mujeres sobre sus preferencias estéticas en cuanto a los bajos se refiere amenaza con convertirse en una batalla cruenta entre las detractoras del rasurado y las que no, y entre los defensores y los que no, porque la controversia también se extiende a los hombres, en sus preferencias capilares por el otro sexo o por su propio estilismo en las ingles. En la radio unos cuantos tertulianos se están peleando por el asunto del vello púbico femenino mientras tecleo esta entrada porque estos días los escaparates neoyorquinos de American Apparel lucen sin complejos a unas atrevidas maniquíes con feracidad salvaje en la entrepierna. Lo íntimo pasa a ser de dominio popular y el asunto del vello púbico ahora es público. Los tertulianos radiofónicos ahora discuten sobre la higiene o sobre los gustos, y los más antiguos dicen que donde hay pelo hay alegría. Siempre que se habla de esta polémica me acuerdo de un hombre muy mayor, hace años, sentado a mi lado en la sala de espera de una peluquería, que casualidad, echando un vistazo a unas fotos de la revista Interviú. Qué manía la de las mujeres al afeitarse, se quejaba con amargura, con lo que a mí me gusta que tengan el chichi como la cabeza de Iván Campo. En fin, tal vez los futboleros habrán sonreído... 

Quizá eran otros tiempos que ahora vuelven, pero qué curioso que, cuando de partes bajas se trata, el personal se torne furioso y sectario como hinchas de fútbol, lo que al final no es más que cuánto nos importa, queramos o no reconocerlo ―pública o púbicamente...―, cualquier cosa que se cuece de cintura para abajo.

© Andrés Pérez Domínguez, enero de 2014



Comentarios

  1. Y a ti como te gusta guapo, arregladito o natural? Yo lo llevaré como tú prefieras jeje

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría saber si tú estás depilado

    ResponderEliminar
  3. Cada uno que haga lo que quiera,unos por higiene otros por estética, antes se decia que "donde hay pelo,hay alegria",aunque está un poco desfasado.

    ResponderEliminar
  4. Me parece un tema intimo de cada una , parece que el respeto a la intimidad se a perdido (es una pena )no me gusta. Hay temas más importantes . Buenas noches

    ResponderEliminar
  5. Gracias por vuestros comentarios. Es un tema muy particular de cada uno o cada una, sí...
    Abrazos,

    ResponderEliminar
  6. El vello púbico tiene una función protectora contra enfermedades de la piel de la zona genital. De ahí, el aumento de enfermedades de transmisión sexual cuando los dos miembros de la pareja tienen el pubis depilado.
    La actual moda de la depilación es una estrategia de la industria dedicada a la depilación para vender sus cremas y productos.

    Aquí dejo un enlace con la conclusiones del dermatólogo Grimalt sobre la moda de la depilación.

    http://www.grimalt.net/depilacion-integral-y-relaciones-sexuales/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

El payaso Trump