Genius: Picasso


Este fin de semana en que las vacaciones de verano agonizan termino de ver la serie de National Geographic sobre Pablo Picasso. En los últimos años he recopilado bastante información sobre el pintor malagueño porque parte de su obra y de su vida iban a tener cierta importancia en la trama de una novela. Y aunque finalmente la historia que terminé hace poco tomó otra dirección y lo descarté, es posible que recupere parte de ese material, el picassiano, para la siguiente novela. Todo se andará.
Viene esto a cuento por el interés con que me he sentado delante de la tele estos días para ver la serie que Antonio Banderas ha protagonizado sobre Picasso. No soy de los que se dan atracones de series: de ninguna he visto jamás más de un par de episodios seguidos. Casi todo en la vida me gusta poco a poco. Al final todo llega, y los diez episodios de Genius: Picasso merecen mucho la pena. La ambientación es impecable, me ha hecho reflexionar sobre muchas cosas, a veces más de lo que me habría gustado, en algunos momentos me ha emocionado y Banderas está inmenso. Tengo la sana costumbre de no leer críticas antes de ver una película o leer un libro. Como mucho, me dejo guiar por las recomendaciones de amigos en cuyo criterio confío. Pero, al acabar, me puede la curiosidad. En esta ocasión me alegra doblemente no haber leído nada sobre la serie antes de empezar a verla. Extrañamente, la mayoría de las críticas que acabo de leer sobre Genius: Picasso son negativas. Un prueba, otra más, de que resulta mucho más saludable descubrir algo con los ojos limpios, la mirada todavía sin contaminar, como en la propia vida, acertar o equivocarte sin que la opinión de los demás te condicione.

© Andrés Pérez Domínguez, septiembre de 2018


Comentarios

Miguel Sánchez ha dicho que…
Lo que el maestro Andrés dice es que el genio no lo crean ni lo descubren los críticos. Lo que estos hacen, a falta de mejor talento, es crear corrientes de opinión. Cosa corriente que pocas veces discurre por donde el arte.
Andrés Pérez Domínguez ha dicho que…
Muy buena reflexión, querido amigo... Un abrazo,