La Razón, septiembre de 2004

«La clave Pinner» recupera el género de espías en España
La operación inglesa «Mincemeat», un cadáver encontrado en la costa de Huelva en la primavera de 1943 para despistar a los alemanes, es el punto de partida utilizado por el escritor Andrés Pérez Domínguez (Sevilla, 1969) para montar la novela de espionaje «La clave Pinner» (Roca Editorial). El cadáver lanzado en la operación «Mincemeat», uno de los mayores engaños de la II Guerra Mundial, tenía la falsa identidad de un piloto de la RAF y llevaba una carta dando a entender que la prevista invasión aliada tendría lugar en el Mediterráneo más oriental, de lo que las autoridades españolas informaron a las alemanas. En «La clave Pinner», el MI6 británico sospecha que Miguel Carmona, un antiguo combatiente republicano con el que el autor homenajea a su abuelo –miliciano durante la Guerra Civil–, tiene algo que ver con este suceso y envía a Gordon Pinner, hijo de inglés y española, a localizarlo en Sevilla, sin saber que este personaje busca ajustar cuentas con su pasado. Según Pérez Domínguez, «esta historia se me ocurrió el año 1996 y para recrearla leí el diario ABC de todo el año 1943, año en el que además hubo un importante viaje de Franco a la zona». La novela está «concebida con una gran influencia del cine, de algún modo pensada cinematográficamente», señaló Pérez Domínguez, porque «para escribirla tengo que verla primero». El autor afirmó que su principal propósito había sido estructurar la novela en torno a los personajes, sus «conductas» y las historias que les rodean. El autor agregó que la guerra civil española ha sido un tema tabú durante muchos años y todavía no se sabe abordar si no es con enfrentamiento. El escritor José María Merino señaló en la presentación de «La clave Pinner» que es una novela de espionaje, en la que partiendo de un hecho real se recrea una etapa de la posguerra española y se construyen unos buenos personajes, todo ello narrado en tercera persona. Blanca Rosa Roca, directora de Roca Editorial, comentó que en España no existe tradición de las novelas de espías, pero que precisamente por esa razón y porque el lector demanda este tipo de lectura, su editorial ha lanzado esta novela al mercado y tiene previsto repetir próximamente con otra.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

François Cluzet