La última jornada

 uerido Cristóbal: esto se acaba. No te creas que me he vuelto apocalíptico por culpa del calor, qué va. Me refiero a la Liga. Este domingo va a ser el desenlace y, como en las buenas historias de intriga, el campeonato no se va a resolver hasta el último momento. Y no se va a resolver, Cristóbal, ni por arriba ni por debajo. El Sevilla todavía puede ganar el campeonato si se produce alguna carambola, y el Betis puede salvarse sólo con ganar el partido. Yo creo que el Betis tiene más fácil salvarse que el Sevilla ganar la Liga, pero nunca se sabe.
 Mientras tanto, querido amigo, el espectáculo es divertido: media ciudad deseando que su equipo se salve y la otra media esperando que pinchen el Barça y el Madrid y que su equipo le gane al Villarreal. Hasta yo, que nunca he sido demasiado futbolero, conectaba la radio el pasado fin de semana mientras conducía, y este domingo pienso volver a hacerlo. Y es que a veces te sorprendes a ti mismo haciendo estas cosas, Cristóbal, mirando las páginas deportivas los lunes por la mañana, escuchando la radio para enterarte de cómo va el partido. Te descubres haciéndolo y al final sacudes la cabeza y sonríes, con resignación, lo haces y te alegras porque, al cabo, aunque siempre te haya costado admitirlo, tienes muchas más cosas en común con la gente que te rodea de lo que pensabas. Y eso, que quieres que te diga, Cristóbal, la verdad es que no está tan mal.

 © Andrés Pérez Domínguez, junio de 2007
Emitido en Punto Radio el 1 de junio de 2007

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

François Cluzet