George y el sexo

Querido Cristóbal: como ya te dije hace un par de semanas, a mí me gustan mucho los documentales, y todo eso de los animales y la naturaleza me emociona, así que te puedes imaginar que ando preocupado estos días por la tortuga George. La tortuga George, si no sabes quién es, yo te lo explico ahora mismo. Verás, Cristóbal, George no es una tortuga, sino un tortugo, o como quiera que se llamen los machos de la tortuga, bueno, una tortuga macho de los de toda la vida, ya sabes, bañándose en las islas Galápagos a sus ochenta primaveras, que si hay que ver el calor que da el caparazón y todo eso, y los biólogos preocupados porque el pobre animal no se quiere aparear, Cristóbal, ni a la de tres. Y no es porque haber llegado a los ochenta años le suponga un problema, que eso para una tortuga que todavía puede vivir otros doscientos años más no es excusa, sino porque aunque le pongan a una hembra sin caparazón delante, el animal no se arranca. Pero nada Cristóbal, que a la tortuga ―o al tortugo― la estimulan y nada. Tú ya me entiendes: no entro en detalles porque a esta hora seguro que hay niños escuchán-donos. Parece que con la tortuga George no van a dar resultado ni las pizzas pornográficas esas que están haciendo rico a un empresario canadiense, fíjate. Unas pizzas que, a medida que te las comes, vas descubriendo una foto subida de tono en el fondo de la caja. Pero lo que yo creo que le pasa a la tortuga George, Cristóbal, es que tiene un ritmo diferente al nuestro, que sí hombre, que trescientos años de vida dan para mucho, y no es cuestión abusar del sexo y que luego se aburra uno durante dos siglos. Qué horror. Estará que se parte, ya te digo, los biólogos todo el rato haciéndole cosquillitas, a ver si se anima, entre baño y baño en un parque natural. Quién fuera George, Cristóbal.
 
© Andrés Pérez Domínguez, julio de 2007
Emitido en Punto Radio el 13 de julio de 2007


Comentarios

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

François Cluzet