De conejos y corderos

Bueno, pues el año se nos va el lunes, y la verdad, aunque uno quiere ser optimista, si mira los números la cosa no está como para tirar cohetes. Los números de la cesta de la compra, quiero decir, que estas Navidades se nos ha ido por las nubes. La culpa será de los biocombustibles, de Zapatero o de Rajoy, a mí la verdad es que me da igual, pero el caso es que cada vez cuesta más dinero darse un homenaje por estas fiestas, ni siquiera aunque sustituyamos el cordero por conejo. Y eso que España está en la Champion League de la economía, según el presidente, incluso ahora parece que estamos por encima de los italianos y todo, pero yo, cuando miro a mi alrededor, me da un poco de risa, la verdad. Y lo de cambiar cordero por conejo, en fin, qué quieren que les diga, aunque es una frase que estoy seguro que se ha dicho con buena voluntad, no es más que un reflejo de lo que pasa, que cuando miro los números me da la sensación de que nos despeñamos cuesta abajo y sin frenos. Que cenemos conejo en vez de cordero es como decir que si la gasolina está cara que vayamos a trabajar en bicicleta, que si no tenemos dinero para pagar la calefacción que durmamos con el abrigo puesto. En fin, no sé, a lo mejor el año que viene nos dicen en Navidad que comamos galletas María en lugar de bombones, y que los niños vuelvan a pedir a los Reyes caballos de cartón en lugar de coches teledirigidos, y así, todos tan contentos, cada vez más pobres pero felices por estar disputando, hay que joderse, la Champion League de la economía. Feliz año nuevo a todos.

© Andrés Pérez Domínguez, diciembre de 2007

Emitido en Punto Radio el 28 de diciembre de  2007

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

El payaso Trump