Fundación


Lo he dicho más de una vez: ponerse a discutir si un libro es mejor que una película inspirada en sus páginas, o viceversa, es perder el tiempo. No tiene nada que ver. Se trata de contar historias, sí, pero son medios diferentes. Quizá lo que mejor defina lo poco apropiado de comparar novelas y libros sea la viñeta de una cabra que se está comiendo un trozo de celuloide y le dice a otra: pues a mí me gustó más el libro... Hace muchos años leí un artículo de Isaac Asimov donde contaba por qué sus libros no se habían adaptado al cine. No le apetecía. Así de simple. Creo que la única relación del genio de la ciencia ficción con Hollywood fue Viaje alucinante, pero la novela fue posterior a la película cuyo guión firmó el escritor. El autor de Fundación lleva más de veinte años enterrado, conque esto pasaría, antes o después: la venerada cadena norteamericana HBO (Hermanos de sangre y Juego de tronos, ahí es nada) está preparando la adaptación de Fundación, la serie de libros que Asimov comenzó a escribir en los años cuarenta, y al mismo tiempo que siento una enorme curiosidad por saber quiénes serán los actores que encarnarán a Hari Seldon, Salvor Hardin, El Mulo, Dors Venabili o Golan Trevize, no sé si me apetece verla, pero no porque piense que sea peor que los libros o tema que me decepcione el resultado, sino porque el cine (una serie en este caso) es demasiado poderoso y prefiero conservar intacta en mi memoria la sensación de cuando empecé a leer esta obra tan querida por mí (a saber: Fundación, Fundación e imperio, Segunda fundación y las posteriores Los límites de la fundación, Fundación y tierra, Preludio a la Fundación y Hacia la Fundación) a los diecisiete años. Hace tiempo comentaba en esta bitácora que HBO también está preparando una adaptación de las novelas de Philip Kerr protagonizadas por el gran Bernie Gunther. Ésta sí estoy deseando verla. Tal vez porque las novelas de Philip Kerr las descubrí un cuarto de siglo después que las de Isaac Asimov. Y me encantan, pero por desgracia resulta imposible (o casi) que las lecturas te dejen la misma huella ahora que cuando eras un adolescente.


© Andrés Pérez Domínguez, noviembre de 2014


Comentarios

  1. Un libro y una pelicula son cosas distintas. A todos nos pasa que esperamos que en la pelicula salga lo mismo que el libro, pero hay que pensar que una novela, cuando la leemos, es algo básicamente personal y que nosotros construímos con nuestra imaginación, a partir de lo que el escritor nos transmite. Yo creo que en el fondo parte de la decepción de ver lo que tu has evocado al leer la novela frente a lo que ves luego en la pantalla es precisamente eso. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, Alfonso. Y la comparación manida entre películas y libros no lleva a ninguna parte. Hay buenas películas que surgieron de libros mediocres y viceversa. Un abrazo,

      Eliminar
  2. Estimado Andrés,
    Me llamo Carlos, hablamos brevemente en una feria del libro de Sevilla hace alrededor de un par de años. Estoy contactando con críticos literarios a ver si les apetece leer mi novela "Un intruso se coló" y bien hacer una reseña o una entrevista enviándome las preguntas, y me preguntaba si conoces a alguien que pueda estar interesado. Mis 3 libros autopublicados se pueden leer y/o descargar en PDF en mi blog de manera gratuita. También estoy interesado en algún tipo de colaboración como crítico literario en alguna revista, y tal vez tengas alguna recomendación o sugerencia sobre ese mundillo.
    Bueno, un cordial saludo,
    Carlos Díaz Fernández

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carlos: la verdad es que no sé qué decirte. Ahora mismo hay muchos blogs que se dedican a reseñar libros. Tal vez podrías dirigirte a ellos. Aunque mi manera de entender la relación entre los críticos y los autores se sustenta en la distancia amable. Es decir: quien quiera reseñar un libro mío, estupendo, y quien no, pues estupendo también. Si al reseñista le gusta mi obra, fantástico, y si no, pues fantástico también. Pero, en mi opinión, los escritores no deben ir solicitando reseñas ni pidiendo favores. Todo ha de surgir de una forma natural. Quiero decirte que no suelo conocer previamente a quien reseña mis libros en suplementos culturales y blogs, sino que voy encontrando las críticas por el camino, así que lamento no poder ayudarte. Mucha suerte y un abrazo,

      Eliminar
    2. Vale Andrés, no te preocupes, era sólo una idea. Suerte con tus libros también.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

El payaso Trump