Los dioses cansados


Queridos: como soy un hombre de palabra, aquí tenéis el texto de la contraportada de "Los dioses cansadosEmoticonoValeria Ciompi, mi editora en Alianza, decía el otro día en una entrevista, que se trata de una "falsa novela policíaca que recoge el latido de la sociedad actual, de muchas de sus perplejidades y de historias que hunden sus raíces en el pasado..." Espero que os guste. Ya falta poco, apenas un par de semanas, para que esté en las librerías...


Queridos: como soy un hombre de palabra, aquí tenéis el texto de la contraportada de Los dioses cansados.

Valeria Ciompi, mi editora en Alianza, decía el otro día en una entrevista que se trata de una "falsa novela policíaca que recoge el latido de la sociedad actual, de muchas de sus perplejidades y de historias que hunden sus raíces en el pasado..." Espero que os guste. Ya falta poco, apenas un par de semanas, para que esté en las librerías...

"Cuando el inspector Nicolás Gallardo regresa a Sevilla después de pasar siete años fuera y le encomiendan hacerse cargo del caso de Leopoldo Barrena, poco puede imaginar que tras el suicidio del político retirado, en apariencia rutinario, se esconde una turbia trama de abusos, chantajes y angustia

Un accidente inesperado tuerce los planes de un sencillo robo. Desde ese momento, las tinieblas del pasado, como heridas no restañadas, emergen de manera imparable, llevándose por delante a quienes pretenden ocultar la verdad o, peor aún, medrar a su costa. Paso a paso, mientras intenta sobrevivir a su propia biografía personal, el inspector Gallardo tratará de dar sentido a la violencia que le rodea. El resultado de su investigación ofrece un panorama desolador, que algunos creían haber olvidado: un misterioso orfanato, la vida rota de una joven y la tragedia de unos niños infelices... 

Los dioses cansados es una novela coral, poblada de personajes profundamente humanos que conocemos a través de su cotidiana intimidad y narrada con una sensibilidad descarnada. En sus páginas escuchamos, entre la indiferencia culpable de los verdugos, el desesperado grito de sus víctimas que, incapaces de perdonarse a sí mismas por pecados que nunca cometieron, más que venganza claman silencio."

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

Un viejo cascarrabias