El Andrés cuentista



         Hace unas pocas semanas, cuando Alejandro Luque me hacía una entrevista sobre El silencio de tu nombre para El Correo de Andalucía, me preguntaba por el Andrés cuentista. ¿Qué ha pasado con él? ¿Ha desaparecido? ¿Volverá? Era un asunto interesante. Sigue ahí, le respondí, a pesar de que el mercado y la mayoría de mis lectores demanden novelas. Y la verdad es que tengo mucho material inédito o he recuperado los derechos después de la desastrosa edición y nula distribución que la editorial Paréntesis hizo de mi colección de relatos El centro de la Tierra, que llegó a ser finalista del Premio Setenil en 2009. La verdad es que a menudo me he planteado esa misma pregunta que me hizo Alejandro Luque, y quiero creer que el Andrés cuentista sigue ahí, y que algún día volverá a enfrentarse a la distancia corta, tan difícil y tan estimulante. Hoy me acordaba de esto otra vez porque le he dado un repaso a un cuento que me ha pedido Pedro Ugarte para trabajarlo con sus alumnos del taller de escritura. La novela, nos guste o no, puede con todo. Y tantos años escribiendo relatos cortos se difuminan, incluso se borran, cuando publicas una novela de dimensiones considerables. Lo sé porque yo he publicado varias novelas así, y estoy muy orgulloso de ellas y contentísimo de que gocen del favor de los lectores. Pero no puedo evitar un punto de orgullo cuando alguien me recuerda como escritor de narrativa breve.
Porque sigo siendo cuentista, claro que sí. Y ojalá que eso se pueda apreciar en mis novelas.

         © Andrés Pérez Domínguez, noviembre de 2012






Comentarios

  1. De hecho yo te conocí y comencé a seguirte desde que leí un cuento tuyo publicado en la revista del AVE, la cual aún conservo en mi poder. Simplemente genial.

    ResponderEliminar
  2. Adoro al Andrés cuentista.

    Amparo.

    ResponderEliminar
  3. Hola ,ese no le tengo pero tengo pensado buscar los mejores años ,(creo que se titula así) por que me gustó el titulo ya se que es difícil pero conseguí Duarte . Muy buenas noches

    ResponderEliminar
  4. Hola, Víctor. Te refieres a mi cuento El cumpleaños. Muchas gracias.

    Amparo, lo sé. Yo también te adoro a ti.

    Rosa Mary, es muy complicado encontrar Los mejores años. Ojalá se reedite. Me gusta mucho esa novela corta.

    Abrazos para todos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

El payaso Trump