Leer sin condón. Tour de El silencio de tu nombre XXIV (Santiago de Compostela)


         Ir a Santiago de Compostela de promoción es como acudir a una fiesta en la que no paras de charlar con viejos amigos. Es la cuarta vez que recalo por aquellas tierras desde que publiqué El factor Einstein, en enero de 2008. Tanto me gusta y tan bien me tratan que siempre digo que uno de los mayores alicientes cuando te sientas a escribir una novela es que tus editores te lleven a Santiago para presentarla a los medios.
Desde por la mañana estoy en el hotel con María Arias, que, como siempre, trae la agenda repleta. Vienen de La Voz de Galicia, y antes de sentarme para grabar dos programas de televisión paso un buen rato con dos gallegos muy queridos: Eva Millán y Miguel Giráldez, que vienen a entrevistarme. Pero me pasa en Santiago que siempre siento que estoy conversando con viejos amigos en lugar de con periodistas. Entre entrevistas y posados en el jardín del hotel se acerca la hora de comer y llega el gran Xurxo Fernández, con su vozarrón de capitán de navío y esa melena de rockero al que los años no van a poder jubilar. Tío, tío, qué bien, me dice, en el jardín, al darme un abrazo, con el cigarro eterno en los dedos. Luego me entrevistará durante la comida y me dirá unas cuantas cosas que me emocionarán —Xurxo siempre es muy generoso con mi trabajo—, antes de que llegue otro de los mosqueteros, Pemón Bouzas, y por la tarde iré a la radio autonómica para que me entrevisten largamente en gallego, y también a la SER, pero el título de este post ya me lo habrá dado Xurxo a mediodía, cuando le pregunto si ha traído El silencio de tu nombre para que se lo dedique. Caigo en la cuenta cuando lo veo en la mesa de la cafetería. No me acordaba de que, para leerlos, Xurxo siempre le quita la sobrecubierta a los libros. Es que a mí me gusta leer sin condón, me dice, encogiéndose de hombros, con la naturalidad con la que sólo él puede decir estas cosas.
A mí también me gusta leer sin condón. ¿Y a vosotros?

© Andrés Pérez Domínguez, noviembre de 2012

Comentarios

  1. Con condón o sin condón.... yo no te dejaría escapar.
    La periodista rubia ha cometido el gran error de su vida al dejarte por otro. No tardará en arrepentirse.
    Un beso enorme guapo. No cambies.
    M.

    ResponderEliminar
  2. jejejejej lo normal en ella. No eres el primer novio que comparte con otro

    ResponderEliminar
  3. yo sin él, pero nunca habia caido en decirlo tan original.

    ResponderEliminar
  4. A los escritores lo traicionan igual que al resto de los mortales, pero tenéis la ventaja de convertir vuestras experiencias en arte. Ánimo CAMPEON

    ResponderEliminar
  5. jaja, ¡¡vaya forma de decirlo!! Pues yo leo con, me gusta ver la portada, y como lo que estoy leyendo lo llevo siempre de un lado a otro en el bolso,las portadas van cogiendo vidilla. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Yo prefiero sin condón. Pero con tus libros hago una excepción porque me gusta ver tu foto....
    Sobre lo otro no tiene por que ser malo. La periodista y tú formabais una parejita linda pero si ya ha rehecho su vida con otro no te preocupes y míralo por el lado bueno. Ahora estás libre para tus admiradoras XD Anda déjate querer un poquillo que más de una lo estamos deseando. No ni ná. Candidatas no te vamos a faltar :-) :-) :-) No me salen los corazoncitos jejejejeje

    ResponderEliminar
  7. Maribel se lo pierde. Contigo le tocó la lotería y la tonta ha roto el billete.
    Muchos besitos guapo.

    ResponderEliminar
  8. Alicia, Pakiba: gracias por vuestros comentarios.

    A los/las demás: veréis, nunca he censurado comentarios en este blog y no tengo intención de hacerlo. Pero estáis hablando de un asunto que no creo que sea de interés de ningún lector de mi bitácora. No voy a caer en el momento tonto de confirmar o desmentir, y mucho menos debatir públicamente sobre un asunto que no interesa a nadie. Y a mí menos que a ninguno. Hablo de muchas cosas en este espacio, es verdad, pero nunca de mi vida privada. En fin, que un poco de respeto, por favor.

    ResponderEliminar
  9. Hola .veo que te va bien.Nunca se me había ocurrido ponerle nombre ,Yo quito el condón (,me hace gracia el nombre ) pero solo cuando leo y después lo vuelvo a poner ,más que nada para que no se estropee ,

    ResponderEliminar
  10. Con o sin..., lo mejor es disfrutar de tus historias!.

    Muy correcto, como siempre,en tus palabras...

    Besito grande.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

Un viejo cascarrabias