Los libros de mis amigos



Apenas faltan un par de semanas para que El silencio de tu nombre empiece a distribuirse por las librerías de toda España y uno se encuentra felizmente atareado contestando llamadas, escribiendo frenéticamente correos electrónicos o escuchando con atención las indicaciones del departamento de prensa de tu editorial. A veces pienso que el trabajo del escritor consiste en estar encerrado durante un par de años viviendo con gente que sólo existe en tu imaginación y luego asomar la cabeza, ponerte al servicio de la editorial para que te lleve de viaje y le cuentes a todos los periodistas que puedas hasta dónde has querido llegar esta vez, si has intentado el más difícil todavía o te has acomodado. Uno cree, y por fortuna casi siempre está equivocado, que cuando publicas una nueva novela muy probablemente a la prensa no le interesará tu trabajo o acaso le interesará pero menos que el de otros escritores; que los lectores ya se habrán olvidado de ti o a lo mejor sus gustos habrán cambiado. Pero, ya digo, qué bueno es algunas veces estar equivocado.

La promoción de El silencio de tu nombre arrancará el próximo día cuatro de octubre en Barcelona, pero, antes de que empiece esta locura, Plaza & Janés me ha mandado unos cuantos ejemplares y ayer los empaqueté después de dedicárselos a varios amigos. Por diversas razones hay una veintena de personas muy queridas a las que nunca consentiré que compren un libro mío. Es una vieja costumbre que tengo con gente que ha estado a mi lado desde el principio o ha compartido conmigo momentos irrepetibles. Ellos lo saben. Y algunos se asoman de vez en cuando por esta bitácora. Mandar esos libros recién salidos de la imprenta es una de las cosas de mi trabajo que más me satisfacen.
Ojalá pudiera hacer lo mismo con todos mis lectores. Pero es imposible.











© Andrés Pérez Domínguez, septiembre de 2012


Comentarios

  1. Enhorabuena y que tengas mucho éxito como con los otros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno tienes bastantes lectores ,y el tema que tratas gusta bastante ,(y como digo yo si un autor te gusta le sigues) siempre me a gustado las historias de años anteriores ,y gracias a la feria del libro descubrí a algunos autores a los que sigo.Buenas noches

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las pajas reales (o cómo escribir una felicitación navideña políticamente correcta)

La Teoría de la Relatividad

El payaso Trump